Blogia

M | E | T | S - me encanta tu sexo

Gusanito

Gusanito

Esta reproducción, confeccionada en silicona y con la punta curvada para acceder al punto G te dará placer, mucho placer. Flexibles y muy suaves, estos gusanos solo viven para hacerte gozar. De diferentes colores y aspecto dulce y divertido tiene un añadido sorprendente. ¡¡¡Lo puedes usar en el agua!!!... Bajo la ducha se convierten en un delicioso pez que buscará sin descanso tu cuerpo…y además vibra…
Te recomendamos el uso de un lubricante. Disponible en todos sus tamaños, y… sabores.

Gigi, estimulador del punto G

Gigi, estimulador del punto G

GIGI es un objeto de placer destinado a los indagadores del punto G. De origen sueco (casa LELO), está cuidadosamente diseñado para desentrañar los secretos de este lugar tan misterioso y especial, su espectacular forma parece invitar de por sí a la exploración. Sus cinco modos de estimulación pre-programados y su vibrador prácticamente silencioso proporcionan sensaciones profundas y vibrantes con una gran precisión. Como cualquier experto en su respectivo campo, GIGI ayudará con gusto a revelar las emociones que esconde este esquivo y excitante punto, en cualquier momento y circunstancia.

Fabricado en silicona: hipoalergénico, no poroso, duradero, higiénico, no tóxico, sin sabor ni olor. GIGI es recargable: 1 hora de carga basta para proporcionar hasta 1'5 horas de felicidad absoluta.

Mide 16cm de largo y su extremo tiene 3cm de ancho aproximadamente.

Estimulador de punto G, Rock Chick vibrador de silicona

Estimulador de punto G, Rock Chick vibrador de silicona

Dicen que el rock & roll te hace vibrar… pero si pruebas este alucinante estimulador del punto g y clítoris vas a vibrar… pero de placer. Confeccionado en suave y flexible silicona, con un mini vibrador incorporado, podrás disfrutar de una doble estimulación…doble placer. Introduces uno de los extremos como podrás ver en el gráfico y el otro quedará fuera para estimular el clítoris…
Caracteristicas: Tamaño 12 Cm de largo 2 Cm de Ancho. Sumergible..

El Cono, vibrador y masajeador

El Cono, vibrador y masajeador

El cono es una innovación única en el entretenimiento para adultos.
El Cono no sigue las normas, en cuanto a la forma de un vibrador convencional, está dotado de un sistema de uso sin manos, te dejará mas que satisfecha.
Su innovadora forma estimula a través de su potente vibrador todos los puntos y además no tendrás que esconderlo en ninguna parte ya que su forma lo hace muy discreto.
Disfruta de profundas sesiones de placer con sus 16 programas diferentes de vibración y un botón Orgásmico para los menos pacientes. Disfrútalo a solas o mejor aún con tu pareja.
El Diseño:
La forma tiene multitud de ventajas, se puede usar sin manos, y al sólo poder penetrar una parte del cono, se percibe una tensión o presión en las zonas erógenas dando una sensación especialmente placentera y ayudando en los juegos preliminares e incrementando la libido y la sensibilidad.
Dotado de un poderoso motor de 3 Voltios a 3000 RPM, y los 16 diferentes programas (que varían la vibración, la velocidad y la frecuencia hasta 30 Hercios), el cono proporciona un excelente y completo entretenimiento!
Las dimensiones son 13.5 Cm. de Alto y un diámetro de 18.5 Cm.

El Pato Vibrador

El Pato Vibrador

¿No te gustaría tenerlo en tu casa?... Darte los baños más excitantes de tu vida, con este delicioso y simpático patito vibrador… métete en la bañera con él y…. a disfrutar…!

Dial A Dream Rosa vibrador Punto-G

Dial A Dream Rosa vibrador Punto-G

Este vibrador es muy fácil de utilizar y cumple con todas sus obligaciones dentro y fuera del agua. Está fabricado en silicona, material favorito en juguetes eróticos: hipoalergénico, no poroso, duradero, higiénicamente superior, conduce bien la temperatura, y fundamentalmente no huele. Se maneja girando su dial multivelocidad.
Su extremo en forma de "hueso" facilita la estimulación del Punto-G y también el exterior de la vagina. Es flexible y se adapta cómodamente.

Mide 15,5cm desde su base.

Burbujas de amor. Vibración y rotación

Burbujas de amor. Vibración y rotación

Y es que no hace falta abrir una botella de espumante para tener excitantes burbujas…Gracias a estas burbujas alucinarás más que si te hubieras todo el champagne. Y es que este vibrador promete ser increíble. Además de su suave y flexible textura de gelatina, podrás hacerlo rotar hacia un lado o hacia el otro. Más cosas…El huevo vibrador que tiene en su interior se encuentra en la cabeza del aparato, con lo que no tendrás que penetrar del todo con el para sentir algo. Además es sumergible. Las burbujas del amor te esperan para hacerte volar de verdad y sin emborracharte…
Tamaño: 23 Cm.

Delight, de FunFactory

Delight, de FunFactory

Original, su diseño y terminación son absolutamente excelentes. Es recargable y por su ergonomía permite ser utilizado con una sola mano. Su mando luminoso de fácil acceso y manejo permite variar entre sus 8 velocidades y 3 patrones de movimiento.

Su forma curvada está especialmente pensada para la estimulación del Punto G y su correspondiente área. Además una ligera protuberancia en su base refuerza la estimulación de clítoris y labios vaginales a través del movimiento y el roce en acción.

Está fabricado en silicona, es hipoalergénica, no porosa y duradera.

Sexo Tántrico

Sexo Tántrico

Sexo tántrico
El orgasmo más largo de tu vida

Seguramente habrás oído hablar mucho sobre las bondades del sexo tántrico, de sus excelencias y de la esencia oriental de esta práctica, pero ¿ realmente sabes cuáles son los pasos a seguir para practicar sexo tántrico ? Aquí algunas claves.
Lo primero que debes saber es que practicar sexo tántrico es olvidarte del sexo convencional. Olvida todas las pautas y conductas que has estado practicando durante años y abre tu mente.
Si alguna vez has practicado yoga o alguna disciplina de relajación oriental todo te resultara más familiar. De lo contrario, debes partir de que en el sexo tántrico se basa en encuentros largos y relajados, sin tiempo. Se venera el éxtasis y se busca un placer más prolongado a través del disfrute de los goces sensuales.
Se puede decir que en occidente estamos atrapados en un concepto de éxtasis ligado al orgasmo y, sobre todo, a la eyaculación. Los tántrikas (practicantes de tantra)  piensan que la eyaculación es una pérdida de energía y que con eyacular una vez al mes, el cuerpo, fisiológicamente, tiene bastante. En el Tantra, la mujer no es un simple "recipiente sexual" sino una diosa que da y recibe energía.
Este mensaje está dirigido principalmente a los hombres. Si eres mujer compártelo con tu pareja.

Calidad, no cantidad
Los seguidores más puristas del sexo tántrico aseguran que con practicar el sexo una vez al mes es suficiente. De hecho se recomienda no practicar mucho sexo para acumular energía sexual.

Tu cama, el templo del amor
El tantra es una disciplina llena de ritos. Una forma de hacerla un rito es rodear tus sesiones con tu pareja de objetos que llenan tus sentidos. Enciende velas blancas y perfumadas, coloca flores frescas y compra aceites para masajear a tu pareja. Busca música de relajación y apaga o desconecta cualquier aparato que pueda hacer ruido e interrumpirlos. Deja al pie de la cama frutas peladas y agua para los momentos de descanso. Deshazte de cojines, edredones o sábanas que puedan molestaros. Tíralos al suelo para aumentar el espacio donde moverse Lo más importante: Planeen con anticipación  su encuentro, dense un espacio. Reserven por lo menos una o dos tardes completas al mes para ustedes dos, las velas la fruta, etc, son ayudas, más no son indispensables. Lo indispensable es estar presente, con total conciencia y vivir el momento como de ustedes dos y de nadie más.

Mantén el ritmo de la respiración
La respiración es primordial en el sexo tántrico. Siéntate con tu pareja,  El hombre sentado con las piernas abiertas,  las rodillas lo más cerca del piso y los talones uno frente al otro. La mujer se sube en el hombre y lo “abraza” con sus piernas. Si tu cama es muy blanda, pueden hacer el ejercicio en el suelo, pongan una manta, colchoneta, etc. Comienza a respirar en forma pausada. Cuando uno exhala, él otro inhala; la idea es que él respire de tu aire y tú del suyo. Cierra los ojos y empieza a dejar tu mente limpia de pensamientos.

Caricias y masajes
Masajea a tu pareja lentamente. Explorando todo su cuerpo excepto pechos y los genitales. Haz movimientos largos, circulares y busca el propio placer de hacer el masaje. Después de quince minutos cambien. Vuelvan a explorar su cuerpo detenidamente.

Juegos
En el sexo tántrico la penetración es un paso más. No algo esencial ni un fin. La primera etapa la penetración debe ser estática. El pene se queda inmóvil dentro de la vagina, mientras la pareja continúa acariciándose suavemente. Después los dos órganos se empezarán a mover autónomamente. Sólo tienen que dejarse llevar. Esta parte puede dura hasta 30 minutos. Lo más importante: Siguen sentados, la mujer encima del hombre durante la penetración, pueden hacer variaciones pero la mujer siempre está encima del hombre.

El orgasmo
Si la erección es muy fuerte y se acerca la eyaculación, vuelve a los ejercicios de respiración y a las caricias suaves. Si aún así la erección sigue, se puede presionar en la zona del perineo. Cuando te sientas preparado dejate llevar y encuentra el orgasmo más largo de la vida.

Dominio máximo de la técnica
Como verás la mujer se ha convertido en al parte activa del juego. La postura clásica de dominio es conocida como la postura de Kali.  Kali en el tantra es la diosa capaz a través de sus encantos de despertar el erotismo en los dioses más poderosos. Se le representa muchas veces amando a Shiva y logrando que el contra su voluntad eyacule. Con la eyaculación de Shiva se generan nuevos mundos.  
Para emular a Kali, la mujer se pone en cuclillas y el juego sigue. Los movimientos pueden ser lentos o vigorosos, la mujer puede detener el movimiento pélvico y simplemente dedicarse a usar los músculos internos de la vagina para apretar, acariciar el pene. En la postura de Kali, el hombre no hace un solo movimiento,  se relaja totalmente y deja que la mujer haga lo suyo. El hombre procura extender al máximo las sensaciones y la mujer hace lo necesario para que el hombre termine.  Cuando una mujer logra en la postura de Kali llegar al orgasmo y que el hombre llegue al orgasmo también, habrá dejado atrás muchos bloqueos o karmas. Se dice que se convierte en dueña de su propio placer.

En la paciencia está el placer
Aburridos e insatisfechos con una sexualidad sin sentido, muchos vuelven su mirada a las fuentes del tantra, en busca de placer y satisfacción.
En Occidente existe la tendencia a simplificar el tantra y a asociarlo sólo como el legado de India en materia sexual, con la práctica sexual o el tantra rojo. "Esa es sólo una fracción de la práctica completa: de lo que se trata en el tantra es de sentir una expansión de la conciencia y una liberación de la energía".
La palabra tantra viene de la raíz sánscrita tan, tejer o construir, y se utiliza en el sentido de tejer o construir la propia conciencia. "Es un sistema de vida y una disciplina filosófica según la cual, para conectarse con el espíritu, es necesario escuchar al cuerpo", explica el siquiatra Félix Cantoni. El tantra es la madre de la cultura de India y es más que una práctica del sexo. Según Pierre Bédard, autor de Los tres pilares del tantra, "de la misma forma en que los masones y los rosacruces quisieron restablecer una tradición esotérica que el cristianismo había perdido, el tantra, que es muy anterior al budismo, es el restablecimiento de las fuentes esotéricas de India y es también la fuente esotérica del budismo".

Para la práctica tántrica, el sexo se hace con espíritu, con alma, se unen mente y respiración tanto en los preámbulos del coito como en la consumación de la relación, y el semen o bindú es considerado fuente de vida y de energía vital.

Ritual no orgásmico
La práctica del tantra es un ritual no orgásmico. "La gente confunde las cosas y cree que orgasmo y eyaculación son lo mismo, pero es lo contrario. Con el control de los estímulos es posible lograr orgasmos múltiples durante el acto sexual, pero sin eyaculación". Y es que el objetivo del tantra es no derrochar energía, sino guardarla para que la pareja pueda llenarse de ella durante el acto. Derrochar semen es perder semillas que han de ser usadas para la reproducción. "Los hombres tienen eyaculaciones y no orgasmos –explica Cantoni–. Por eso se pierde esa energía y se pudre al salir del cuerpo".
El sexo tántrico no es acrobacia sexual, sino un estado íntimo de la posesión erótica, cuyo sentido es un prolongado éxtasis mental y corporal. Todos los hombres pueden, con la práctica y la complicidad de su pareja, permanecer cada vez más tiempo en equilibrio en el filo de la navaja. En los niveles más altos del erotismo indio, el orgasmo se vuelve un incentivo del estado de continuo e intenso placer físico y emocional de la pareja. Claro está que aplicarlo exige conocimiento del cuerpo, control de las pulsiones y estímulos y, sobre todo, calma y paciencia, control mental, virtudes de las que carecen quienes se han acostumbrado al ritual del egoismo occidental. Cambiar de canal y volver la cara a Oriente no es fácil y mucho menos en sociedades como las occidentales, en la cuales el sexo es un producto más de consumo. Pero no es imposible.

Para ella
El control de la vagina o yoni puede ser un arma de seducción femenina, pero la mayoría de las mujeres occidentales no lo sabe.
Toda mujer, no importa la edad, puede fortalecer y controlar sus músculos vaginales.
Un ejercicio: Sentada o acostada, la mujer debe tomar conciencia de la región anal, respirar con calma y, después de un minuto, cuando la tenga interiorizada, contraer primero con suavidad el esfínter anal, y luego, apretando un poco más, contraer el segundo anillo muscular. Por último, debe contraer y atraer los dos esfínteres anales hacia el interior y hacia arriba en forma lenta y gradual.
Repetir el proceso cinco veces seguidas como mínimo. El ejercicio se puede realizar fuera del contacto sexual con un objeto cilíndrico apropiado. La duración debe ser de tres minutos y es importante la regularidad: una pequeña dosis diaria vale más que largas sesiones esporádicas.

Para él
Para el tantra, el orgasmo no es sinónimo de eyaculación y por eso el hombre "normal" se desconcierta cuando le dicen que al menos 90% de los hombres desconocen el orgasmo. Como la eyaculación y los segundos que la preceden son el clímax de su experiencia sexual, están convencidos de que eso es el orgasmo masculino.
La eyaculación aleja al hombre del orgasmo verdadero, del éxtasis sexual que lleva a niveles de conciencia superiores. Frena en seco la experiencia de la pareja y por eso si, como dicen, el 90% de las mujeres no llega al orgasmo, es porque el 85% de los hombres son eyaculadores precoces.
La solución tántrica es prolongar la etapa última, la más intensa, inhibir el espasmo para permanecer indefinidamente en el punto límite, el que da acceso al "paraíso sexual cerebral". Ese es el verdadero orgasmo masculino. La experiencia de la pareja ya no está limitada ni es interrumpida por el desfallecimiento del hombre.

Bondage

Bondage

El Placer de ser atado

Bondage (del inglés to bind, maniatar); denominación aplicada a los encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda.
Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando generalmente cuerdas especiales que pueden encontrarse en cualquier sex-shop, pero también, con cierta frecuencia, cadenas (aunque esto estaría más próximo del BDSM), y, más en general, cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a una persona. Con cierta frecuencia, a la persona se le aplica una mordaza
El bondage puede usarse como práctica estético-erótica, como parte de una relación BDSM, como una variante erótica más o como elemento en ceremonias de dominación o de sadomasoquismo.

Bondage y erotismo
A pesar de que este tipo de prácticas sólo recientemente se han empezado a recoger en obras de divulgación sobre sexualidad, el deseo sexual ligado a la inmovilización está muy extendido y se conoce desde antiguo, como lo muestran numerosas imágenes de intención aparentemente no erótica. ¿Por qué a algunas personas les atrae el juego de ser atadas? La razón que con más frecuencia se invoca es la liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona, que es quien marca las pautas a seguir. La sensación de dejarse llevar, de despreocupado abandono erótico, es para muchas personas altamente gratificante en el plano sexual.
A algunas personas les atraen también las sensaciones físicas: la presión de la cuerda, la imposibilidad de moverse, el roce o incluso la abrasión producida por la cuerda al desplazarse sobre la piel. Ligado a esto último está también el placer obtenido por la adrenalina que genera el peligro simbólico. Atrae también la sensación de impotencia cuando se hacen intentos por liberarse; a algunas personas les agrada realizar estos intentos mientras son estimuladas sexualmente por la persona activa, aunque el bondage no implica necesariamente contacto sexual. Es frecuente asimismo el uso del bondage en los llamados "juegos de sumisión" o juegos en los que se representan roles amo/esclavo. Finalmente, el bondage puede utilizarse como complemento de otras prácticas sexuales, incluso de tipo enteramente convencional, para estimular la libido de la persona que recibe el bondage y/o de la persona que lo ejecuta.
En este contexto, algunas de las razones que las personas activas suelen dar con más frecuencia para explicar su afición al bondage, son el estímulo que genera tener la total responsabilidad sobre el placer sexual del compañero o compañera, el placer creativo y estético unido a la visión del cuerpo humano encordado como una singular obra de arte, y otras razones, complementarias estas de las que interesan a quienes asumen un rol pasivo.

¿Por qué a algunas personas les atrae el juego de ser atadas?
La razón que con más frecuencia se invoca es la liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona, que es quien marca las pautas a seguir.
Se llama a esto "intercambio de poderes". A algunas personas les atraen también las sensaciones físicas: la presión de la cuerda, la imposibilidad de moverse y, a veces, aunque es poco frecuente, el dolor o las quemaduras producidas por la cuerda.

Ligado a esto último está también el placer por la adrenalina que genera el peligro simbólico.
Atrae también la sensación de impotencia cuando se hacen intentos de liberarse; a alguna gente le agrada realizar estos intentos mientras es estimulada sexualmente por la otra persona, aunque, como se ha dicho, el bondage no implica necesariamente contacto sexual.

Es frecuente asimismo la atracción por los llamados "juegos de sumisión" o juegos en los que se representan roles amo/esclavo, así como el fetichismo hacia la mecánica del bondage, en particular hacia los instrumentos utilizados: el olor de la cuerda, del cuero de los collares, del látex... Finalmente, el bondage puede utilizarse como medio en el sadomasoquismo, o como complemento a otras prácticas sexuales, para estimular la libido.

En cuanto a las personas que ejercen el rol activo, las razones que se dan con más frecuencia para explicar la afición al bondage son, por un lado, el estímulo que genera tener la total responsabilidad sobre el placer sexual del compañero y, por otro, el placer artístico, además de otras razones compartidas con quienes asumen un rol pasivo.

Disfunción Sexual Femenina

Disfunción Sexual Femenina

En la población general son frecuentes las preocupaciones sobre la sexualidad y las disfunciones sexuales. Según estudios recientes 30% de las mujeres entrevistadas carecían de interés por el sexo, 20% expresaron tener relaciones sexuales no placenteras, 15% tenia dolor con el coito (dispareunia), 50% refería dificultad para excitarse, 50% tenia dificultades para lograr un orgasmo y 25% eran incapaces de lograrlo. A pesar de la importancia de estos aspectos en la salud de la mujer, muchas encuentran difícil expresar sus  problemas sexuales al medico y para muchos médicos es incomodo hablar de los aspectos sexuales de sus pacientes, sin embargo, las encuestas revelan que la mayoría de las pacientes esperan que su medico sea capaz de ayudarles con los problemas relacionados con su sexualidad, y creen que es apropiado que se interrogue este aspecto,  dentro de la preparación y elaboración de la historia clínica.

La disfunción sexual es la alteración que se produce en la relación sexual por uno o varios de los siguientes trastornos:

Trastornos del deseo sexual:
Deseo sexual disminuido,  inhibido o  aversión sexual.
Estas pacientes tienen poco interés por la estimulación sexual. Conservan su capacidad para excitarse sexualmente y lograr un orgasmo si su pareja la estimula adecuadamente. Este trastorno se desarrolla durante la edad adulta luego de un periodo de funcionamiento sexual adecuado. Es la disfunción sexual más frecuente y la más difícil de tratar. Las causas más frecuentes son: enfermedades medicas crónicas, fármacos, depresión, stress, envejecimiento, fármaco dependencia, alcoholismo, ortodoxia religiosa, alteraciones de personalidad, desviación sexual oculta, temor al embarazo, enfermedades de transmisión sexual, antecedente de abuso sexual, inexperiencia de uno o ambos compañeros, etc. El tratamiento de estas pacientes requiere terapia individual para corregir la causa y  consejo por terapeuta sexual.

Trastornos del orgasmo:
La disfunción  orgásmica femenina  se  caracteriza  por  el retraso persistente o recurrente del orgasmo o ausencia del mismo, después de una fase de excitación sexual normal que genera tensión y dificultades interpersonales. La falta de orgasmos  o anorgasmia primaria (nunca han tenido un orgasmo) se presenta en un 5 a 10% de las mujeres y es mas frecuente que la anorgasmia secundaria o adquirida. La causa psicológica más frecuente de anorgasmia es la autoobservacion durante la fase de excitación que se acompaña de ansiedad y pensamientos distractores, negativos o de baja autoestima. También son causas de anorgasmia problemas afectivos con la pareja, depresión, fármaco dependencia, enfermedades medicas crónicas, fármacos, trastornos neurológicos, etc. El tratamiento generalmente esta dirigido a controlar la causa subyacente y programas de ayuda con terapeuta sexual.

Trastornos por dolor:
Dentro de las causas más frecuentes, tenemos el vaginismo y la dispareunia. Estas dos causas son susceptibles de tratamientos médicos por parte de los ginecólogos.

Vaginismo:
es la contracción involuntaria, recurrente o persistente de los músculos del piso pélvico que rodean el tercio exterior de la vagina cuando se intenta penetración con el pene, un dedo, un tapón higiénico o un especulo. Es un reflejo involuntario que se desencadena por alguna de estas acciones reales o imaginarias. Puede ser global, cuando se presenta ante todo tipo de intento de penetración vaginal, o situacional, caso en el cual lo único que no puede realizar es el coito. Muchas mujeres tienen deseo sexual normal, lubricación vaginal y orgasmos normales con la masturbación, pero son incapaces de efectuar el coito. Este trastorno es relativamente raro y afecta al 1% de las mujeres. Puede ser una reacción condicionada a una experiencia desagradable, como abuso sexual, exploraciones pélvicas dolorosas, inicio de relaciones sexuales traumáticas. Puede ocurrir de manera secundaria a ortodoxia religiosa, preocupaciones sobre la orientación sexual, miedo a la penetración, conceptos erróneos de su propia anatomía, miedo al dolor físico. Otras causas menos comunes son trastornos médicos, endometriosis, infecciones, himen imperforado. Como la causa del vaginismo suele ser psicofisiologica en la mayoría de los casos, estas pacientes no deben ser sometidas a intervenciones quirúrgicas para aumentar el tamaño del introito vaginal a menos que tengan alguna alteración anatómica que sea susceptible de corrección. El tratamiento del vaginismo tiene como objetivo eliminar el espasmo vaginal involuntario. Para esto se han diseñado las siguientes medidas:

Ayudar a la mujer a familiarizarse con su anatomía y conocerla correctamente.
Fisioterapia pélvica: utilizando  técnicas  de  biorretroalimentación y también de electroestimulación en los músculos vaginales para lograr la relajación de estos.

Dispareunia:
Es dolor genital que ocurre antes,  durante o después  del coito en ausencia de vaginismo. Es la disfunción sexual más frecuente que atienden los ginecólogos y se estima que afecta al 60% de las mujeres durante toda su vida. Puede ser primaria (desde el inicio de las relaciones sexuales) o secundaria (aparición posterior). La experiencia repetida de dolor genital puede causar ansiedad, dificultades interpersonales y por ultimo evasión sexual. Las causas suelen clasificarse de acuerdo al sitio del dolor.

Superficial: Vulvovaginitis  (que no es otra cosa que la inflamación, irritación, o la infección de los genitales externos), himen imperforado o rígido, malformaciones congénitas de la vagina, cicatrices de partos anteriores, atrofia vaginal posterior a menopausia, lubricación insuficiente.
Media: Vagina corta, alteraciones de la vejiga y la uretra, prolapsos genitales.
Profunda: Lubricación insuficiente, infección de genitales internos (EPI), tumores pélvicos, endometriosis, útero en retroversión, miomatosis uterina, colon irritable, espasmos músculos pélvicos.

El tratamiento consiste en el diagnostico adecuado de la causa y el manejo de esta. Para las pacientes con alteraciones de los músculos del piso pélvico que produzcan dispareunia, la fisioterapia pélvica es una opción poco invasiva y sin efectos colaterales que puede aliviar los síntomas asociados con esto.

Anatomía del Pene

Anatomía del Pene

ANATOMIA DEL PENE

La anatomía del pene está compuesta por tres cilindros totalmente separados. Los dos cilidros pareados llamados cuerpos cavernosos son los encargados del funcionamiento eréctil del pene. Ambos cilindros se comunican entre ellos en aproximadamente tres cuartas partes de su longitud, a través de pequeños agujeros entre los cilindros ( esta es la razón por la cual las inyecciones del pene se aplican sólamente en el eje o cilindro del pene. Estos cilindros una vez se van acercando al cuerpo, se encuentran partidos y son anclados al hueso pélvico por una gruesa membrana. A demás cada uno de estos cilindros están recubiertos en una envoltura muy resistente llamada "túnica albuginea". Rodeando el pene existe otra membrana, de modo que cuando se llena de sangre bajo una cierta presión, se crea una firme estructura que permite la penetración.

El tercer cilindro del pene es el denominado "spongiosum" de la recopilación, el cual contiene la uretra. El tejido fino alrededor de este cuerpo eréctil es mucho más fino, y el cilindro se asienta en el surco creado por los otros dos cilindros. Mientras que esta estructura se va aproximando al extremo del pene se va hinchando, y se conoce cómo el bálano. Finalmente en la parte más cercana al cuerpo humano, este se va ampliando para llegara formar el bulbo. Cubriendo estos tres cilindros existe una gruesa y resistente membrana denominada la faja de Buck. Finalmente hay una última capa cubriendo este área denominada faja de Colles o capa superficial. Esto continua con la pared abdominal que hace que la estructura se soporte muy firmemente, a la vez que produce que tome fuerza y dureza.

La piel que cubre el pene es extremadamente móvil y extensible. Esto es necesario para permitir que se puedan producir erecciones.. La piel del pene es única en este sentido, y es controlada por el sistema hormonal. El bálano, es una estructura anatómica distinta a las demás, cubierta por un foreskin . Ésta es una doble capa de la piel del pene totalmente capaz de moverse y ajustarse según las necesidades del pene; por lo que es muy sensible a cualquier tipo de hinchazón o trauma. Es por esta razón que la piel del pene puede hincharse incluso por cualquier pequeño trauma en un corto período de tiempo.

El cuerpo del pene se ancla al hueso púbico , y un espesamiento del músculo ancla a su vez la tapa del pene. Los músculos del músculo recto, o los "ABS," son los músculos que se encuentran en el centro de la pared abdominal. Esta espesa capa es conocida como el ligamento fundiforme, produce un alargamiento del músculo recto para anclar el pene. Cuando se corta este ligamento, como en las operaciones de alargamiento de pene, el pene puede parecer más largo, aunque simplemente cuelga más bajo del cuerpo porque está más despegada.

LA FUENTE DE SANGRE

La fuente que suministra al pene sangre, proviene de un vaso sanguíneo principal que se encuentra en la parte baja de la parte posterior del cuerpo, llamado la aorta. La aorta entonces ramifica a una arteria ilíaca interna y externa, y finalmente una arteria pudendal pasa por debajo del hueso pélvico y termina en la arteria penile común. Al sentarse y especialmente cuando se monta una bicicleta, un hombre puede cortar la circulación de la sangre a esta arteria del pene común. Cuando se daña esta arteria, la escasez arterial y la disfunción eréctil pueden aparecer como síntoma. Una arteria de los cuerpos cavernosos suministra sangre a cada uno de los cuerpos eréctiles del pene.

La fuente que suministra sangre al bálano, o cabeza del pene, forman parte de un sistema separado. Es por esta razón que los hombres pueden alcanzar una erección sin el bálano hinchado, por ejemplo en las condiciones conocidas como priapismo. Esto es también verdad para los hombres que tienen implantes en el pene; en los que el bálano o el cabeza del pene no se agrandará.

El mecanismo subyacente de una erección es el mecanismo cuerpo-venoso-oclusivo. Cuando las venas no pueden comprimirse o bloquearse, es imposible mantener una erección. Sin este mecanismo tan sensible, la sangre se escapa prematuramente del pene y produce la pérdida de la erección. Este tipo de disfunción eréctil se llama un escape venoso.

EL SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso del pene está implicado en la creación y el mantenimiento de una erección, así como en la eyaculación. Los nervios sensoriales más numerosos están situados en la cabeza , o el bálano, del pene. Para alcanzar una erección toma las múltiples áreas del cerebro así como de la medula espinal. La primera parte de una erección del pene es controlada por el cerebro, conocido como erección psicógena. Esto ocurre bajo cualquier tipo de estímulo mental o erótico. Las erecciones del pene pueden ser causadas por la fricción de la piel de este sólamente. Esto se conoce como erección reflexogenica, que ocurre comúnmente entre los hombres que han tenido alguna vez algún tipo de daño en la médula espinal, y que no pueden conseguir una erección a menos que estén estimulados físicamente

EL ESPERMA

El escroto es una estructura única con la piel muy fina, suelta y que no suele tener mucho pelo. Guardar los testículos fuera del cuerpo produce un ambiente más fresco y proporciona así un estado óptimo para que se produzca la espermatogénesis o creación del esperma. El calor tiende a evitar que elesperma se transforme correctamente. Subyacente a la piel del escroto se encuentra el músculo cremasterico. Este músculo se une al escroto y contrayendolo, eleva los testículos. Esto se hace en respuesta al tiempo fresco y caliente, así como a los estímulos nocivos o dolorosos.

Los testículos son ásperos y del tamaño de un huevo pequeño. Son responsables del desarrollo del esperma, así como de la fabricación de la testosterona de la hormona. Detrás de los testículos se encuentra ubicado el epidídimo, un solo tubo en espiral que es el sitio de maduración y almacenaje del esperma. El extremo del epidídimo da lugar a un tubo muscular grueso, llamado los deferens del vaso, que lleva el esperma del epidídimo a la próstata que eyacula. Los deferens del vaso son el sitio más común a la hora de realizar operaciones de esterilidad o vasectomía.

El esperma se lleva dentro de los deferens del vaso, a dos estructuras que se encuentran detrás de la próstata. Estas estructuras se llaman las vesículas seminales, glándulas ásperas de aproximadamente 5 cmde longitud que forman una secreción, alimentando el esperma y uniendola a la próstata también. La próstata se encuentra en la base de la vejiga y crea un líquido que permite el alimento y la activación del esperma. El propósito primario de las vesículas seminales y de la próstata es proporcionar alimento y un lugar para que el esperma pueda existir antes de la eyaculación. Un componente muy pequeño, generalmente menos del 5 por ciento, son realmente spermatozoides, que es el porqué no existen cambios sustanciales después de una vasectomía.

La próstata segrega la mayoría del líquido. Dos glándulas pequeñas se situan justo fuera del diafragma urogenital, siendo esta la que ancla el pene al hueso pubico. Estas estructuras, llamadas las glándulas bulbouretrales, producen una cantidad muy pequeña de líquido claro. Éste es el líquido claro que vemos justo antes de la eyaculación. Puede también contener cantidades muy pequeñas de spermatozoides también.

Técnicas Sexuales Orientales

Técnicas Sexuales Orientales

Técnicas sexuales: El Taoísmo

El taoísmo es una vieja filosofía oriental que, además de basar su pensamiento en la paciencia y la sencillez de las personas, también tiene una serie de técnicas relacionadas al sexo que logran tener una vida mejor. Esta teoría hace que tanto el hombre como la mujer puedan conocer con detenimiento su cuerpo, obteniendo una mayor sabiduría sobre lo que sí quiere y lo que no a la hora de hacer el amor.

La sexualidad según el Tao
El Taoísmo se basa en el aprendizaje de técnicas que permiten al hombre alargar el mayor tiempo posible el coito. Porque si eyacula menos veces, éste guardará su vigor y su fuerza, y su salud mejorará. Además podrá hacer el amor con su pareja durante más tiempo y con más asiduidad. Un hombre que sea capaz de controlar perfectamente su eyaculación podrá dar mayor placer a la mujer, prolongando el acto sexual tanto como ella necesite.
Por lo tanto, es muy importante para el hombre saber controlar su eyaculación, ya que la mayoría de los problemas sexuales de la pareja son debidos a una falta de sincronización entre el hombre y la mujer, pues por lo habitual el hombre llega al orgasmo mucho antes que ella.

¿Qué es el Taoísmo?
Fue una de las filosofías más importantes de la antigua China. Su fundador fue Lao Tse, quien nació en el Siglo VI a.C. Su doctrina se acerca más al hinduismo. Dice que lo importante es alejarse de todo lo sensorial y caminar hacia lo puro, el Tao. éste es el origen del cielo y de la tierra, de donde surgen todas las cosas, y es el que regula el bien y el mal. Es el modelo de comportamiento de todos los hombres y el principio de toda actividad justa en lo político y lo social. Para imitar al Tao hay que tener paciencia, ser sencillos y sin pretensiones. Hay que llegar a no hacer nada para poder hacerlo todo.

El taoísmo tiene tres virtudes fundamentales que son: paz, tranquilidad y silencio.

La importancia del sexo
Lo que busca en principio esta doctrina es alcanzar la energía del cuerpo para así poder llegar a la longevidad y a la inmortalidad. Porque, según el Tao, las distintas posturas sexuales permiten curar todo tipo de dolencias como: la debilidad de huesos y articulaciones, las alteraciones de la presión sanguínea, problemas circulatorios e incluso la falta de regularidad en la menstruación femenina.

El placer puede ser cultivado valiéndose del erotismo, el cual no es otra cosa que la pasión amorosa. Para ello se hace hincapié no sólo en las caricias que se pueden hacer mutuamente, sino también en la manifestación de cada uno de los sentidos: tocar, oír, oler y saborear a la pareja. Esta doctrina apunta a que la pareja construya su propio lugar antes de hacer el amor, en donde pueda manifestar sus sentidos con libertad, con ropa atractiva, amplitud de movimientos, y con aromas y sabores que le ayuden a despertar y profundizar el apetito sexual y toda su sensualidad.


Simples técnicas para disfrutar del sexo oriental


Para llevar a cabo el sexo oriental hay ciertas cosas para hacer que son de suma importancia, como la de aplicar todos los sentidos, y la de respirar suavemente. Esto se lo hace por la nariz, relajándose, olvidándose de todo lo que ocurre alrededor y de lo que ha acontecido en el día, dejando como única cosa importante el placer de disfrutar el momento.

Otro paso consiste en liberar el propio cuerpo, queriéndolo y animándose a mostrar las mejores cualidades del mismo, sin trabas ni complejos. Para el taoísmo es importante mantener relaciones sexuales continuamente, porque así se enriquece la pareja en todos los aspectos (se concilia mejor el sueño, se interrelaciona mejor con otras personas, se logra una actitud positiva de la vida, etc.).

Una vez que ha finalizado el acto sexual, se recomienda no separarse de la pareja. Principalmente, porque se trata de un instante de extrema sensibilidad que conviene compartir, cuerpo a cuerpo, intercambiando las experiencias positivas de haber disfrutado el acto.

A continuación, algunas de las cuatro posiciones fundamentales (que tienen una infinidad de variantes). Estas cuatro posturas constituyen el punto de partida y está en cada persona dejar que la imaginación haga el resto.
- Posición superior del hombre (misionero).
- Posición superior de la mujer.
- Posición lateral del hombre y de la mujer frente a frente. El hombre está sobre su costado derecho y la mujer sobre su costado izquierdo o viceversa.
- La mujer de espaldas al hombre.

Llevando a cabo algunas de estas técnicas, simples por cierto, se podrá lograr un mayor rendimiento en las relaciones sexuales, no en cuanto a cantidad sino, y lo que es más relevante, en cuanto a calidad, porque tener calidad de sexo implica tener calidad de vida.

Bolas Chinas (Ben Wa)

Bolas Chinas (Ben Wa)

Las Bolas Ben Wa o Bolas Chinas

Existen diversos tipos: bolas chinas vaginales, bolas chinas anales y bolas chinas de castigo. También las hay con motor vibrador incorporado.
Las bolas vaginales son las verdaderas "Bolas Chinas". En su interior poseen otra bola mas pequeña que con el moviemiento produce vibraciones estimulantes de la zona vaginal.
Las bolas anales son una variante usadas para estimular la zona anal. Tienen menor tamaño que las vaginales y no poseen nada en su interior. Se introducen una a una en el ano, dilatándolo y estimulando la zona anal. Luego se extraen una a una produciendo un placer muy exquisito. También existen bolas anales en forma de "tiras anales". Estas sirve para estimular tanto el ano de la mujer como el del hombre.
Las bolas chinas de castigo poseen en su superficie protuberancias a modo de pequeñas "espinas" que producen una mayor estimulación y aumento del placer. Por lo general se las usa para la estimulación vaginal, aunque si te animas y las soportas puedes usarla para una estimulación anal.
Bolas con vibración existen algunos modelos modernos que vinen con motor vibrador. Por lo general éste tipo de bolas son de uso tanto vaginal como anal. Pero la verdadera y originales "Bolas Chinas" no poseen motor.

Qué función cumplen. Cómo se usan

El uso de las "Bolas Chinas" se remonta a muchos años atrás, las mujeres de la antigua China ya las usaban como terapia para mejorar sus relaciones sexuales, gracias a los beneficios que traen su uso. Originariamente solo existían las bolas vaginales, por eso decimos, que son las "verdaderas Bolas Chinas". Introducidas en la vagina, dilatan y preparan la misma para una relación mas placentera. Se las puede introducir momentos antes de una relación o incluso se las puede llevar en el interior de la vagina durante todo el día. Nadie lo notará y el placer que experimentarás será estupendo. Las vibraciones producidas por las bolas mas pequeñas que hay en su interor, estimulan la vagina, aumentando la lubricación natural de las paredes vaginales, lo que contribuye a mejorar notablemente las relaciones sexuales.

Los modelos modernos con motor vibrador, sirven para estimular las zonas mas profundas de la vagina, estumulando el punto "G" que se encuentra en el fondo de la vagina, sobre la pared superior (la mas cercana al abdomen). Muchas mujeres han experimentado placeres extremos con una estimulación vaginal profunda. Algunas gracias a esta estimulación, han logrado eyacular por primrea vez en su vida. La estimulación anal en la mujer también produce placeres inigualables. Muchas gustan retener en el interiro el ano las bolas, mientras son penetradas vaginalmente. Para estos casos las "Tiras De bolas Anales" son ideales.

Toda penetración anal debe realizarse suavemente y si la persona no está habituada a éste tipo de práctica, es aconsejable comenzar con bolas de tamaño muy pequeño, usando lubricante acuoso, especialmente indicado para lubricar la zona anal y evitar irritaciones de la mucosa.

Vibrador (historia)

Vibrador (historia)

Origen

El médico británico Joseph Mortimer Granville es considerado el padre del vibrador por haber inventado el primer vibrador de baterías en la década de 1880. La meta era utilizarlo en el consultorio médico como una herramienta terapéutica para combatir lo que en la época victoriana se conocía como histeria femenina. Previamente, el tratamiento era que los médicos acariciaran manualmente a la paciente hasta hacer que alcanzaran el orgasmo.
Historia

A finales del siglo XIX, los "tratamientos" con vibradores eran uno de los servicios más populares ofrecidos en los balnearios de lujo en Europa y Estados Unidos.
El Americano Hamilton Beach patentó en 1902 el primer vibrador eléctrico para venta comercial, convirtiendo al vibrador en el quinto aparato doméstico en ser electrificado. De hecho, el vibrador eléctrico llegó al mercado mucho antes que otros aparatos domésticos que hoy se consideran esenciales, por ejemplo: nueve años antes del aspirador y diez años antes de la plancha eléctrica.[1]
Muchas compañías diseñaron sus propios modelos y sus diversas versiones se anunciaban prominentemente como maquinas de masaje antiestrés en revistas y catálogos de costura y modas. Una páginia del cátalogo Sears de electrodomésticos de 1918 incluye un vibrador portátil con accesorios, anunciado como “muy útil y satisfactorio para el uso casero."
La mayoría de los vibradores estaban enfocados a las mujeres, pero también se diseñaron algunos para uso masculino, incluyendo modelos en forma de cinturón que se decía ayudaban a estimular la circulación y vibradores internos para dar masaje y “descargar” la próstata.
Esto causó que los vibradores desaparecieran de las revistas femeninas, catálogos y estantes de tiendas populares como Sears Roebuck donde se habían vendido por casi medio siglo.
Actualidad

La sexóloga Americana Betty Dodson empezó a utilizar vibradores en sus talleres de salud sexual femenina a mediados de la década de 1970 y después de varios años los aparatos fueron reapareciendo en los estantes de tiendas fuera de los sex shops.
El uso del vibrador recibió otro impulso en 1986, cuando en medio de la crisis del SIDA el Cirujano General de los Estados Unidos C. Everett Koop lo incluyó en una lista de practicas de sexo seguro que se incluyo en un paquete de información acerca del SIDA que se envió a 107 millones de familias estadounidenses. [2]
Hoy en día es generalmente aceptado que el uso de los vibradores no causan ningún efecto sexual negativo y que se pueden disfrutar en pareja como parte de una relación sexual sana.

Su utilización:

Lo más común es utilizarlos a solas para autocomplacerse, como una manera de aumentar el placer durante la masturbación. También se utilizan durante el acto sexual en pareja para acrecentar el placer sexual. Por ejemplo, la mujer puede utilizar un vibrador para estimularse el clítoris mientras el hombre la penetra vaginalmente.
La pareja también puede utilizar juguetes sexuales como parte de sus fantasías sexuales o juegos sexuales, así se suele producir una mayor excitación por el morbo de ver que algo ayuda a la hora de realizar el acto sexual. Los espejos también se suelen utilizar como participante del juego. El ver reflejada la figura mientras se intenta alcanzar el clímax puede producir sensaciones excitantes.
Existe gran variedad de juguetes sexuales en el mercado, desde los que se utilizan superficialmente para estimular la cara, el cuello, los oídos y la piel en general, hasta objetos que sirven para ser introducidos en la vagina o el ano.

Objetos que sirven para estimular la vagina y el clítoris:

* Un consolador o dildo es un dispositivo que no vibra, se utiliza para el estímulo sexual de la vagina o del ano. El consolador se puede usar de manera estática mientras se estimulan otras partes del cuerpo, o con movimiento, para crear más estímulo interno.

* Un consolador de dos extremos es un consolador largo, generalmente flexible con ambos extremos diseñados para la penetración. Permite la penetración mutua entre dos personas y es muy comun durante el sexo entre lesbianas.

* Los vibradores son dispositivos previstos para estimular los nervios del cuerpo. Los vibradores se crearon como remedio curativo de lo que en la época victoriana se conocía como histeria femenina. En la actualidad existe una amplia gama de formas y de tamaños que permiten su uso externo e interno. Las mujeres lo utilizan mayormente para estimularse el clítoris, para ello se crearon modelos diseñados con ese propósito exclusivo.

* Las bolas de Ben Wa o bolas chinas son bolas de metal huecas que tienen dentro bolas mas pequeñas, se insertan vaginalmente, y se pueden usar dentro de la vagina durante un largo período de tiempo. El balanceo interno que se realiza cuando la mujer se mueve sirve para realzar los orgasmos. Las bolas también permiten a las mujeres con problemas vaginales a ejercitar los musculos pélvicos que ayudan a alcanzar el orgasmo.

* Los ejercicios de Kegel, se diseñaron para fortalecer el músculo en el piso pélvico, y se pueden utilizar para el placer sexual así como para acrecentar la respuesta vaginal.

Técnicas de Masturbación Femenina

Técnicas de Masturbación Femenina

Lo cierto es que la masturbación femenina es una vía sana y saludable de satisfacer los instintos sexuales y de aprender sobre el propio cuerpo y su respuesta sexual a diferentes estímulos. Por este motivo no debe dejar de practicarse aún estando en pareja.

Los Puntos Clave

El clítoris es la parte más sensible y placentera del cuerpo de la mujer. El estímulo directo del clítoris lleva la mayoría de veces al orgasmo.

Puede realizarse de diferentes maneras, prueba y descubre cuál es tu mejor: puedes hacer movimientos giratorios, poniendo tu dedo pulgar e índice alrededor del clítoris y haciéndolo girar suavemente entre tus dedos; darle un masaje circular y presionándolo con tus dedos; también puedes darle suaves golpes (para ello, con una mano debes llevar los labios vaginales hacia atrás para que el clítoris quede muy expuesto y con un dedo de la otra mano darle ligeros y suaves golpes). Algunas mujeres disfrutan más con una presión directa del clítoris, mientras que otras prefieren acariciar los laterales.

En la vagina, prueba recorrer los pliegues y el área que la rodean. Prestar atención a los pliegues internos sensibles, llamados labios menores. Pero el camino más seguro para llegar al mejor orgasmo es no concentrarse en un solo punto del cuerpo.

Recuerdar que en el clítoris no empieza y termina el placer de una mujer. Estimular el clítoris y la vagina a la vez y si es posible, jugar también con otras partes erógenas del cuerpo es la vía más segura al clímax. Todo el cuerpo es una fuente de placer, y zonas como los pechos, el vientre, etc., son también muy sensibles a la estimulación.

Masturbarse delante del espejo es una experiencia que puede resultar muy satisfactoria para la mujer. Verse a sí misma, acariciando y gozando del propio cuerpo no sólo es un estimulo visual que ayuda a obtener un mayor orgasmo, sino que también ayuda a desacomplejarse, perder timidez, dejar de inhibirse y sentir sentimiento de culpa ante la masturbación.

Masturbarse es una inmejorable vía de encontrar los puntos más sensibles de la vagina. Recientes estudios afirman que existen dos zonas muy sensibles, una en la parte superior de la pared interior (punto G) y otra en la parte inferior de la pared posterior. Buscar las zonas erógenas vaginales con la ayuda de tus dedos es una buena forma de conocer tu cuerpo y de disfrutar haciéndolo.

Maneras de Estimularse

Los siguientes métodos descriptos pueden ayudar a guiar a las mujeres en el proceso de aprender a masturbarse.

También puede ayudar a aquellas mujeres que busquen explorar nuevas maneras de alcanzar el orgasmo durante el sexo solitario. Sea cual sea el método, para masturbarse satisfactoriamente, es importante desearlo, fantasear y excitarse. Recuerda que el órgano sexual más importante es el cerebro.

Los siguientes métodos son sólo unas guías, unos ejemplos para llegar al orgasmo al masturbarse. Afortunadamente, hay infinitas variantes y posibilidades que puedes ir descubriendo.

"De espaldas con las piernas muy juntas. Usa la mano izquierda para tirar la parte de arriba de tus genitales y usar tu mano derecha para tocar el clítoris. Usa un movimiento circular comenzando despacio con una ligera presión, y después aumenta la presión hasta que comienza a llegar el orgasmo. Entonces desacelera acorde con la sensación que deseas hasta que se completa el orgasmo."

"Comienza con pequeños y suaves golpes o movimientos de fricción ligeros sobre toda el área vaginal. Al aumentar la excitación comienza a acariciar arriba del clítoris con la punta de tus dedos. Finalmente alcanza el clímax con un movimiento rítmico rápido sobre el capuchón del clítoris. Es mejor que tus piernas estén separadas. Puedes estimular tus pezones o las partes del cuerpo que desees con la otra mano."

"Usa los dedos frotando alrededor de la base del clítoris, y cuando estés cerca del orgasmo, mueve los dedos en forma circular en la parte superior del clítoris. Tus piernas están siempre separadas. Con la otra mano acaricia los pechos o sólo descansa."

"Usa el tercer dedo de una mano, humedecido, para estimular y frotar por arriba y alrededor del clítoris. Con la otra mano tira hacia atrás los labios de la vagina, manteniendo una suave tensión sobre el área clitoridiana. Alterna el frotamiento del clítoris rápido con un toque o golpecito muy ligero. Abre bien las piernas, y arriba las rodillas."

"Mastúrbate con un cepillo de dientes eléctrico. Coloca una toalla húmeda sobre el cepillo dental y lubrica el clítoris. Acuéstate de espaldas con las piernas abiertas. Con la mano izquierda, abre los labios para exponer el clítoris, y mantén el "vibrador casero" con la mano derecha y suavemente lo presionas sobre el clítoris."

"Usa únicamente los dedos. La mano izquierda mantiene los labios mayores de la vagina abiertos, y los dedos índice y mayor de la mano derecha frotan el lado derecho de mi clítoris. A veces frota hacia arriba y hacia abajo, otras frota según movimientos circulares lentos. Las piernas están cerradas, muy tirantes y en línea recta."

"Acostada sobre la espalda, con las piernas semi abiertas. Usa una mano, con dos dedos juntos, frotando arriba y abajo en movimientos cortos justo sobre el clítoris. Al llegar cerca del clímax, abre del todo las piernas y eleva la pelvis."

"Mueve suavemente la región clitoridiana, no el clítoris directamente, sino encima del prepucio y a su alrededor; entonces pon los dedos alrededor del clítoris y los mueves hacia atrás y adelante rítmicamente y con un poco de presión. Así, para alcanzar el orgasmo, la presión es un factor, el movimiento rítmico otro, y la protección del clítoris de la estimulación directa es otro. Esto último se obtiene utilizando la piel circundante para estimular el clítoris. Puedes poner un dedo en la vagina para estabilizar el clítoris y hacerlo más excitante. Las piernas permanecen abiertas."

"Comienza frotando el clítoris en un costado, con un dedo. Después mueve el dedo hacia arriba y hacia abajo a lo largo de la hendidura entre las piernas. Una pierna usualmente está con la rodilla levantada, la otra, abierta, sobre la cama. Mueve la parte inferior de mi cuerpo hasta encontrar el movimiento descendiente del dedo. Puedes mover el dedo dentro y fuera de la vagina, como atornillando."

"Un dedo profundamente dentro de la vagina, con el pulgar manteniendo el contacto con el clítoris. Empuja todo el cuerpo hacia arriba, moviéndote con los pies debajo de tu trasero, finalizando con tu pecho y torso y área sexual empujando y mirando el cielo."

"Un dedo sobre tu clítoris y con la otra mueve un objeto dentro y fuera de la vagina. Ten las piernas separadas al principio hasta llegar al orgasmo, y entonces debes juntarlas. Primero frota el clítoris y después inserta el objeto. Cuando llega el orgasmo, cierra las piernas con el objeto en medio tan adentro como puedas."

"Primero usa los dedos para penetrar la vagina. Para aumentar la sensación en el área, y para llegar al orgasmo, frota ligeramente y después más firmemente el clítoris en un movimiento circular o hacia arriba y hacia abajo. Con la otra mano, estimula otras partes de tu cuerpo. Piernas separadas."

"Frota todo tu cuerpo en la cama, tendida boca abajo. Acaricia tus labios mayores, luego alrededor del clítoris, usando un movimiento circular, entonces inserta un dedo en la vagina. Ahora puedes cambiar de costado, de espaldas, y te mueves siempre con el dedo dentro. Puedes probar con las piernas juntas o separadas."

"Sostiene ambas manos entre las piernas muy juntas y empuja suavemente todo tu cuerpo. Justo después del clímax llevar algunos dedos dentro de la entrada de la vagina para sentir las contracciones, puede resultar sexualmente muy satisfactorio."

"La palma de la mano sobre el área del clítoris, y los dedos insertados en la vagina y masajea suavemente."

"Comienza acariciando la abertura vaginal, luego inserta dos o tres dedos en la vagina y estimula el clítoris con la palma de la mano con muy rápidas palmadas. Las piernas juntas."

"Usa una mano y agarra el monte de venus, frota por encima tu mano hasta sentir una sensación caliente, entonces abre los labios con un dedo, y lo mueves húmedo arriba y abajo, entonces inserta un dedo en la vagina y lo mueves arriba y abajo muy rápido mientras la palma frota el monte. Las piernas están bien abiertas."

"Usa el costado de tu depiladora eléctrica femenina para masturbarte. Frótate hacia arriba, hacia abajo y hacia los costados y uso la otra mano para estimular entretanto el borde de la vagina o el clítoris."

"Boca abajo y uso la mano derecha para estimular el clítoris con un fuerte movimiento arriba-abajo, usando los dedos medio, índice y anular. La mano izquierda puede acariciar los senos. Movimientos circulares y arriba y abajo. Mantén las piernas abiertas al comienzo y al sentir llegar a un orgasmo cierra las piernas y levanta tu cuerpo."

"Acuéstate sobre tu vientre con las piernas ligeramente separadas, usando ambas manos, los nudillos de la mano derecha le dan presión directa al monte, con la mano izquierda agrega más presión a la mano derecha. Usa movimientos moderadamente rápidos atrás-adelante para proveer la fricción clitoridiana que necesites."

"Tendida sobre el vientre con una almohada entre las piernas, ya sea frotando contra la almohada o también usando los dedos. Frota el clítoris en movimiento circular. La otra mano está en el pezón, apretándolo, o puedes tener un vibrador en la vagina o en la cola."

"Tendida sobre el vientre con las piernas tan abiertas como sea posible y pon alrededor de tres almohadas debajo para arquear más la espalda. Masajea el cuerpo en la región genital e inserta el dedo medio de una mano sobre la vagina y oprime tu otra mano fuerte contra él, en la región del clítoris. De esta manera puedes estimular fuertemente ambos, el clítoris y el cérvix (el cual es a menudo sensible pero no tanto como el clítoris)."

"Usa las manos comenzando con un masaje general de tu misma para calentar las manos y el cuerpo. Después ves a tu entrepierna y aplica presión lentamente con las puntas de los cuatro dedos. Luego das la vuelta sobre tu vientre. Comienza a aplicar movimientos circulares con dos dedos sobre el clítoris y ocasionalmente un movimiento hacia arriba y hacia abajo con el clítoris entre tus dedos. Con la otra mano comprueba que tu vagina esté húmeda. Continua estimulando el clítoris con una mano y en ese momento inserta dos dedos en la vagina. Es sorprendente sentir el interior de una misma. Las piernas mejor cerradas, pero algunas veces puedes probar abiertas. Si para ese entonces no he llegado al orgasmo, entonces dobla todos los músculos de tus piernas, y empieza a mover todo tu cuerpo hacia arriba y hacia abajo."

"Sobre tu vientre con ambas manos (una sobre la otra) ahuecándolas sobre tu área genital externa, con los labios de la vulva cerrados. Aprieta suavemente el área con un dedo, oprimiendo contra la curva posterior de los labios y la palma de la mano apretando contra el frente y el hueso púbico. Las piernas permanecen cerradas."

“Sostiene el vibrador más o menos estable debajo de ti al estar boca abajo, y mueve tu cuerpo encima y alrededor de él. Úsalo contra el clítoris y labios vaginales. Mejor las piernas juntas. De esa manera, con los tobillos cruzados, puedes usar las piernas para controlar la cantidad de contacto con el vibrador. Por momentos muévete mucho, por momentos muy poco."

"Sube lentamente contra el lavatorio del baño, y oprime el monte contra él muy fuerte. El lavatorio es estimulante porque está frío. Gira las piernas para oprimir más, y 'golpéalas' para hacer vibrar la vulva."

"Mastúrbate frotando los muslos entre sí, usualmente acostada, pero puedes hacerlo sentada (en una oficina, en un micro, etc.) Los frotas rítmicamente, poniendo una sutil presión sobre el clítoris. La tensión gradualmente lleva a un orgasmo."

"Cruza las piernas dos veces - es decir, las cruzas y metes un tobillo alrededor de la otra pierna, lo cual crea una presión sobre el área clitoridiana. Aprieta las piernas hasta lograr el orgasmo."

"Dobla una sábana, ubica parte de ella entre las piernas, que están estrechamente presionadas, y entonces frota la sábana dentro y sobre la vulva, especialmente el clítoris, sin usar las manos, sólo movimientos de cadera y piernas. Llegarás el orgasmo."

"Oprime mucho las piernas (o las cruzas una alrededor de la otra) y usa una toalla, deslizándola contra el clítoris rítmicamente."

"Acuéstate en la bañera con un chorro de agua sobre la vagina, monte de Venus y clítoris. Prueba cambiando la presión y temperatura del agua."

"Saca el cabezal de tu ducha para dejar salir un chorro de agua estable. Abre los labios de la vagina exponiendo el clítoris. El agua puede estar ligeramente caliente para mayor estimulación, y las caderas pueden moverse ligeramente para prolongar el placer."

"Deja correr el agua y toma una posición en la que la vagina queda directamente bajo el grifo. Comienza con el agua caliente o fría y con baja presión sobre el clítoris. Cuando te excites haz correr el agua más fuerte y te elevas más cerca del agua y la dejas golpear en las vagina."

A muchas mujeres les gusta introducirse objetos en la vagina y/o en el ano, simulando la penetración de un pene. Si este es tu caso, piensa que no importa mucho el objeto que uses siempre y cuando pueda limpiarse bien antes de usarlo, sea suave y no excesivamente rígido. Además siempre que sea posible, cúbrelo con un preservativo y lubrícalo bien. A veces puedes probar con un juguete sexual, como un consolador o un vibrador, otras con una fruta, ropa enrollada o de sabana, o cualquier otro objeto casero que encuentres según tu imaginación.

El Sexo es Arte Oriental

Rostros de una Dulce y Hermosa Agonia

free video hosting
Free Video Hosting

Sexo Anal

Sexo Anal

Mientras que más del 50% de mujeres informan haber probado el sexo anal, sólo aproximadamente el 10% se involucra regularmente en él. Porque muchas lo encuentran incómodo o doloroso. Si el mismo porcentaje de mujeres perdiera el interés en el sexo vaginal por ser incómodo o doloroso al principio, tampoco habría muchas parejas teniendo sexo vaginal. Las mujeres continúan involucrándose en el sexo vaginal porque eso se espera de ellas; no se involucran en el sexo anal porque no es una actividad sexual "normal". Cuando se hace correctamente, el sexo anal puede ser muy agradable para ambos.

El 10% que se involucra regularmente en el sexo anal puede hacerlo por muchas razones. Estas mujeres pueden encontrar muy agradables las intensas sensaciones que algunas mujeres encuentran dolorosas. Ellas pueden encontrar el sexo anal realmente más agradable que el vaginal. A algunas mujeres no les gusta que se les toquen sus órganos genitales o vagina. Otras pueden no tener acceso al control de la natalidad o no confían en él; el sexo anal les permite experimentar la intimidad sin riesgo de embarazo. (El embarazo aún es posible,
pero es muy improbable con tal de que el semen no entre en el contacto con la vulva). Las mujeres que gustan de la idea del sexo anal no deben perder el interés en él si lo encontraron incómodo o doloroso en el pasado.

El sexo anal tiene mucha estigmatización negativa asociada a él. Se nos enseña desde chicos que nuestro ano es muy sucio. Adquirimos sentimientos muy negativos sobre los movimientos del intestino. Como adultos, estamos normalmente muy incómodos con la idea de tocar nuestro ano, o con alguien más tocándolo. La mayoría de las personas tienen miedo de entrar en contacto con su propio excremento o el de su pareja. Mientras el recto puede ser la casa de algunas bacterias presentes normalmente no suponen un riesgo con tal de que nosotros estemos con buena salud y practiquemos buena higiene.

A pesar de muchos sentimientos negativos hacia el ano, muchas personas encuentran que les da sensaciones agradables y gratas cuando es tocado y acariciado. Mientras parece perverso, muchas personas disfrutan la sensación. Como niños, muchas personas, varones y mujeres, encuentran muy agradable tocar su ano, e insertar cosas en él. Los niños son muy curiosos; explorar su ano para ellos no es diferente que explorar su nariz. Probablemente una chica esté más consciente de su ano antes de su vagina porque ella lo usa diariamente. El ano es rico en terminaciones nerviosas; no es ninguna maravilla que tantas personas, quizás calladamente, hallan el
estímulo anal agradable. A veces la preocupación de nuestros padres por la higiene apropiada puede producirnos una fijación anal.

Mientras que el ano es muchas veces muy sensible al estímulo sexual, no está diseñado para la inserción de nada. No se lubrica a sí mismo como la vagina, y puede contraerse violentamente causando espasmos musculares dolorosos cuando se insertan cosas. De aquí la necesidad de mucha lubricación y paciencia. La lubricación permite que las cosas resbalen y se introduzcan sin irritar los delicados tejidos anales y rectales. Se requiere paciencia porque muchas veces los músculos anales deben condicionarse lentamente a no producir
espasmos cuando algo está entrando, en lugar de saliendo. Mientras que el ano de una mujer puede permitir a un dedo o al pene erecto entrar rápidamente, puede tan rápidamente causar que experimente extremo dolor cuando su cuerpo intenta expeler al intruso, como ha sido diseñado. Como el reflejo de arcadas de una persona al intentar insertar cosas en su garganta. Así que compre mucho gel y tome mucho tiempo si usted quiere experimentar sexo anal agradable.

Los primeros pasos involucran el masaje anal. Normalmente cuando el ano se toca la primera vez se contrae, impidiendo la entrada. Se necesita conseguir que los músculos anales se relajen antes de cualquier inserción. Muchas personas se sienten incómodas con alguien tocando su ano y exigen tiempo para aprender a relajarse y disfrutarlo. Primero lubrique el ano con un lubricante de base acuosa o saliva. Suavemente dé masaje al anillo anal con ligeros masajes circulares. Empuje suavemente sobre el anillo anal, pero no penetre el ano. Con tiempo usted debe sentir que los músculos se relajan y el ano abre. A menudo ayuda realizar el masaje anal acariciar la vulva o realizar el cunnilingus (sexo oral.) El masaje anal puede mejorar el cunnilingus y el masaje genital, y la excitación sexual y placer pueden distraer a la mujer de concentrarse en el estímulo anal. Es necesario para ambos estar relajados y cómodos. Puede tomar varias sesiones o semanas antes de que la mujer esté cómoda con cualquier forma de estímulo anal.

Una vez que la mujer está acostumbrada al estímulo anal, y usted es consciente de que su ano está relajado, y no tesionado, puede empezar a explorar la penetración anal. El ano y el recto son muy delicados. Dé masaje al anillo anal y espere que él se relaje y se abra. Una vez que se ha abierto, comience presionando la punta de un solo dedo ligeramente en el ano. Si lo encuentra tenso, deténgase, retire su dedo, y reasuma el masaje anal durante un par de minutos. Cuando su ano se ha relajado de nuevo, despacio inserte la punta de los dedos de nuevo. Vaya lentamente y no intente insertar su dedo entero al principio. De hecho, sólo una porción pequeña de su dedo puede entrar antes de que se tense el ano. Si usted va demasiado rápido, ella puede experimentar una incomodidad considerable, estropeando el momento y posiblemente terminando con su exploración de sexo anal. Ella también puede aprender a darse cuenta de cuando su ano se tensa, y puede aprender a relajarlo. Ayudará a la mujer a aprender a hacer esto haciendo ejercicios de Kegel (ver nota en la sección exclusiva de este Blog). Esto la volverá diestra para después cuando se inserten objetos más grandes.

Al principio sólo inserte su dedo sin moverlo. Usted quiere condicionarla a la sensación de tener algo en su ano. Ella probablemente disfrutará la sensación de tener algo en su ano cuando ella experimente el orgasmo. Una vez que ella esté cómoda estando dilatada, despacio empiece a mover su dedo hacia adentro y hacia afuera, y alrededor. Suavemente estire su ano empujando hacia afuera su anillo anal. Una vez que la mujer aprendió a disfrutar la inserción de un solo dedo, comience a insertar un segundo dedo. Siempre vaya lentamente y esté seguro de que ella permanece relajada.

En la preparación para el sexo anal usted deberá comprar un dildo que probablemente sea igual al tamaño de su pene. Usar un dildo le proporcionará más control sobre la cantidad de presión aplicada al ano durante la inserción, y mayor control sobre sus propios movimientos. Consiga uno con la base ensanchada para que no pueda resbalarse adentro totalmente. De nuevo los dildos de siliconas son más caros pero una mejor compra. Despacio estire primero el ano con los dedos, entonces despacio y suavemente inserte el dildo. Al principio, simplemente permítale acostumbrarse a la dilatación. No tiene graduaciones, así que su ano se dilatará completamente desde el comienzo.
Esto puede llegar a ser muy fuerte para ella. Dele su tiempo para ajustarse a la dilatación constante más grande. Cuando ella esté relajada, mueva lentamente el dildo hacia adentro y hacia afuera. Vaya muy lento al principio. Permítale a ella guiar sus movimientos.

Durante la inserción de su pene, la mujer debe tener el control de cuánto entra su pene en ella, y sobre los movimientos de sus cuerpos. Así que necesita estar arriba, o sobre sus manos y rodillas. Ella necesita agacharse o empujarse hacia atrás hacia su pene. Ella debe abrirse y ser receptiva a su pene, contra usted empujando hacia adentro. Una vez que la cabeza de su pene esté dentro, ella debe detenerse y relajarse durante un par de minutos, para acostumbrarse a la dilatación; y sentir su calor del cuerpo. Cuando se sienta cómoda, ella puede penetrar el resto de su pene, una vez más ella necesita detenerse y relajarse. Cuando esté cómoda, puede o bien
permanecer quieta, o comenzar a moverse lentamente hacia adelante y hacia atrás o de arriba abajo. Vaya lentamente, las sensaciones pueden ser muy intensas. Ayuda si mientras hace todo esto, uno de ustedes da masaje a su clítoris y/o pechos. Genere un orgasmo antes de la penetración para ayudarla a relajarse, y para que sea más receptiva. Una vez que usted esté dentro, intente generar otro orgasmo.

Con práctica y repetición usted encontrará que no necesita pasar por tanta preparación antes del sexo anal, aunque puede escogerlo debido al placer que le produce. Algunas mujeres experimentadas encuentran que sólo necesitan aplicar un poco de lubricación al pene de su pareja y ya están listas. Esto es mucho más probable si es una parte regular de su relación sexual. Si usted reserva el sexo anal para ocasiones especiales, está bien, con tal de que usted comprenda que necesitará gastar más tiempo preparando el cuerpo de su pareja.

Excitación Sexual y Fases del Orgasmo Femenino

La excitación sexual y el orgasmo femenino son complejos procesos que involucran a toda la mujer, su mente y cuerpo. La mente humana recibe los estímulos sexuales del cuerpo, los procesa, y basada en lo aprendido anteriormente y en la experiencia causa que el cuerpo responda a ellos. El cerebro comienza el proceso de excitación sexual como respuesta a los pensamientos (fantasía sexual,) estímulos visuales (viendo una pareja desnuda,) estimulación audible (escuchando la voz de una pareja,) estímulos olfativos (el olor del cuerpo de la pareja,) y gustativos (el sabor del cuerpo de la pareja.) El cuerpo puede comenzar el proceso de excitación como resultado de que la mujer, o su pareja, toque sus genitales o senos, la sensación del aire fluyendo por su piel desnuda, o su ropa estimulando sus pechos o genitales. Mientras que la mente y el cuerpo pueden experimentar la excitación sexual separadamente, no pueden experimentar separadamente el orgasmo. El orgasmo requiere que la mente y el cuerpo trabajen juntos. El pensamiento solo puede conducir a un orgasmo, pero éste se siente en el cuerpo. La estimulación y la excitación pueden originarse en uno o en otro, pero el orgasmo toma lugar en ambos.

Al nacer respondemos a la estimulación sexual basadas sólo en el instinto. Si nos sentimos seguras y nuestras necesidades básicas son cubiertas, muy probablemente responderemos a los estímulos sexuales muy fácilmente. Esto quizá explica por qué los sencillos actos de mamar y exponer nuestros genitales al aire resulten en excitación sexual en las niñas. Al nacer somos muy sensibles a los estímulos sexuales y nuestras mentes no han aprendido aún las respuestas sexuales "apropiadas." Como resultado, al nacer, el orgasmo está probablemente controlado más por estímulos físicos que por procesos mentales. El orgasmo es simplemente un simple reflejo físico al nacer.

Al llegar la pubertad ya se nos enseñó la respuesta sexual apropiada. Quizá ya sepamos que cualquier respuesta sexual es mala. Podemos haber estado tan aisladas de nuestra propia sexualidad física que incluso no la advertimos cuando estamos sexualmente excitadas. Esto es más cierto en las chicas que en los muchachos, porque éstos experimentan una erección. Sabemos quiénes son chicas buenas y chicas malas. Sabemos quién puede ser una pareja apropiada, incluso si no podemos pensar en ella en términos sexuales. Las adolescentes, y las mujeres adultas, pueden no permitirse estar en situaciones que las hagan sentirse sexuales, si le dan categoría a esa sensación como mala. Pueden percibir la excitación sexual como "estar enamoradas. Pueden descartar cualquier sensación sexual, negando que ocurre, o pueden responder tan negativamente a los estímulos sexuales que el sexo mismo es imposible.

Algunas mujeres no tienen muchos sentimientos negativos hacia el sexo y son abiertamente sexuales. Disfrutan estando excitadas y buscan estímulos sexuales libremente. No les importa qué o quién les provoca sentirse excitadas, sólo lo disfrutan. Desde ya que la sociedad ve a estas chicas sexuales y mujeres sexuales negativamente y las etiqueta como putas o prostitutas. En nuestra confundida sociedad, la chica que evita todas las sensaciones sexuales es considerada más normal que una mujer abiertamente sexual. Esto es menos cierto hoy que hace veinte años, pero todavía es verdad.

El orgasmo para las mujeres puede ser más una percepción mental que una experiencia física, mucho más que para los hombres, como resultado de las mayores restricciones sexuales impuestas sobre la mujer. La habilidad de un hombre de lograr la erección y eyacular es un símbolo de su virilidad, la mujer que se excita y goza sexualmente puede ser vista como "descontrolada" y "lasciva." Esto quizá explica por qué las mujeres a menudo son menos orgásmicas que los hombres porque uno tiene que especular que ambos son igualmente orgásmicos al nacer.

El Ciclo de la Respuesta Sexual
Hay dos cambios físicos por los que el cuerpo de la mujer debe pasar para que experimente el orgasmo. El primero es la vasocongestión, la acumulación de sangre en los senos y órganos genitales. Esto resulta en que los pechos y genitales se agrandan, el cuerpo se siente más tibio o caliente al tocarlo, el color de los pechos o genitales cambia, y aparece la lubricación vaginal. El segundo es la miotonía o tensión neuromuscular, la acumulación de energía en las terminaciones nerviosas y músculos de todo el cuerpo. La miotonía es la tensión sexual a la que me refiero en mis consejos para la masturbación para mujeres pre-orgásmicas. La miotonía no es tensión mala experimentada como el resultado de sensaciones negativas. Usted puede experimentar una fuerte miotonía como una sensación de plenitud o tensión en su cuerpo antes del orgasmo, el punto de no retorno. Algunas mujeres cuando se enfrentan a la miotonía fuerte no se permiten a sí mismas pasar el límite, dejarse ir, y entonces no experimentan el orgasmo.

Los sexólogos han dividido el ciclo de la respuesta sexual en cuatro fases, excitación, meseta, orgasmo, y resolución. Estas son definiciones arbitrarias y es poco probable que la persona advierta el desarrollo de cada fase individual en su cuerpo. La cantidad de tiempo que la persona está en cada fase, e incluso el orden en el cual las experimentan puede variar. En una cita, una mujer puede excitarse sexualmente varias veces, incluso sin que ella lo sepa, sin que ella alcance nunca la fase meseta. Ella puede experimentar excitación y la fase meseta durante una intensa sesión de baile, pero retornar a su estado de no excitación durante el regreso a casa. Una vez en su casa ella puede experimentar rápidamente excitación y orgasmo como resultado de la estimulación genital directa sin experimentar la fase meseta. La manera en la cual la persona experimenta cada fase es personal, e incluso esto cambia dependiendo de su estado de ánimo y de con quién está.

La excitación puede ir acompañada por estas respuestas físicas a los estímulos mentales y/o físicos:

* Primeramente comienza la lubricación vaginal, dentro de 10-30 segundos.
* Los dos tercios internos de la vagina se expanden.
* El útero y el cérvix se levantan hacia arriba.
* Los labios mayores se aplastan y separan.
* Los labios menores aumentan de tamaño.
* El clítoris aumenta de tamaño.
* Los pezones pueden ponerse erectos como resultado de contracciones musculares.
* Cuando hay mucha excitación los senos pueden aumentar de tamaño.

Como mencioné arriba, la vagina se lubrica como resultado de la vasocongestión de las paredes vaginales. La humedad se "cuela" de las paredes vaginales como resultado del aumento de la concentración sanguínea que se produce allí. El proceso se denomina "transudación." Adentro de la vagina se forman pequeñas gotitas de humedad como resultado de esta infiltración. Estas gotitas se pueden juntar y fluir fuera de la vagina, resultando en que la vulva se humedece. La cantidad, densidad, y olor del lubricante vaginal de la mujer varía entre mujeres, y en la misma mujer dependiendo de muchos factores, incluyendo el momento actual dentro de su período menstrual, y de lo que haya comido. La presencia de lubricación vaginal no significa que la mujer esté completamente lista para el coito, ni su ausencia significa que no esté excitada sexualmente. Algunas mujeres producen muy poca humedad y requieren el uso de un lubricante de base acuosa como el "K-Y Jelly." (El uso de lubricantes con base de petróleo, como la vaselina, puede resultar en infecciones vaginales.) Mientras que puede ser perfectamente normal o temporal, si usted experimenta algún problema de sequedad vaginal durante el coito, que la vea su doctor. Otras mujeres producen tanta humedad que literalmente mojan todo, lo cual puede ser motivo de vergüenza cuando ocurre en algún sitio público. Esto también es normal, y se debe a variaciones en los cuerpos de las mujeres.

Durante la fase meseta la mujer puede experimentar:

* Un marcado aumento de la tensión sexual.
* Un aumento de la vasocongestión de la vagina, que causa que el tercio exterior de la vagina se hinche, resultando en que la apertura vaginal se reduzca de tamaño, quizás un 30%.
* Dos tercios interiores de la vagina se hinchan. La mujer puede experimentar un fuerte deseo de ser llenada, un dolor vaginal.
* La lubricación vaginal puede disminuir durante esta etapa, especialmente si se prolonga.
* El clítoris se pone erecto constantemente, el glande se mueve hacia adelante hacia el hueso púbico, ocultándose aún más detrás del capuchón clitoridiano.
* Los labios menores aumentan considerablemente su espesor, quizás 2-3 veces.
* Los labios menores hinchados pueden abrir los labios mayores dando como resultado que la apertura vaginal sea más prominente.
* El color de los labios menores cambia considerablemente. Pasando de rosado a rojo en mujeres que no han dado a luz, y de rojo brillante a morado oscuro en las mujeres que lo han hecho. Los colores pueden variar, pero no su marcado cambio.
* La areola, el área pigmentada alrededor de los pezones, comienza a hincharse.
* Los senos pueden aumentar de tamaño un 20-25% en las mujeres que jamás han amamantado, pero en mujeres que lo han hecho hay un aumento menor o ninguno.
* Un 50-70% de las mujeres experimenta "rubor sexual" en su pecho y en otras áreas del cuerpo que resulta de un mayor flujo de sangre cerca de la superficie de la piel.
* Aumenta el ritmo cardíaco, quizá palpitando notablemente.
* Hay un marcado aumento de la tensión sexual en los muslos y en los glúteos.
* El cuerpo de la mujer está ahora completamente listo para el coito.

Si usted observa todos los cambios físicos en los órganos sexuales internos y externos, puede notar que las mujeres no están completamente preparadas para el coito hasta el último tramo de la fase meseta. El cuerpo mismo de la mujer señala su aptitud abriendo su vulva, exponiendo su abertura vaginal. La humedad vaginal sola no indica aptitud. Esto indica quizá que la mujer necesita prolongados rituales de apareamiento antes del coito

Durante la fase orgásmica la mujer puede experimentar:


* Contracciones musculares rítmicas que ocurren en el tercio exterior de la vagina, el útero y el ano. Las primeras contracciones musculares son las más intensas, y ocurren a un ritmo de un poco más que 1 por segundo (0,8 segundos.) Al continuar el orgasmo, las contracciones se vuelven menos intensas y ocurren más aleatoriamente. Un orgasmo moderado puede tener 3-5 contracciones, uno intenso 10-15.
* El "rubor sexual" se vuelve aún más pronunciado y puede cubrir un mayor porcentaje del cuerpo.
* Los músculos de todo el cuerpo pueden contraerse durante el orgasmo, no solamente los del área pélvica.
* El orgasmo también tiene lugar en el cerebro, como indican las ondas cerebrales monitoreadas.
* Algunas mujeres emiten o rocían un poco de fluido de su uretra durante el orgasmo. A esto a menudo se lo llama eyaculación femenina. Mientras que aún no se han puesto de acuerdo sobre si lo que se expele es orina o eyaculación femenina, la fuente del fluido carece de importancia; las mujeres informan a menudo orgasmos muy fuertes cuando esto ocurre. Eso es todo lo que realmente debe importar, el placer de la mujer. Nadie cuestiona la eyaculación del varón, incluso siendo eso también sucia.
* La miotonía puede ser evidente en todo el cuerpo, especialmente en el rostro, manos y pies. La expresión facial de la mujer puede indicar que ella está padeciendo dolor cuando en realidad está teniendo un placentero orgasmo.
* En el pico del orgasmo todo el cuerpo puede ponerse rígido momentáneamente.

Las mujeres que jamás han experimentado el orgasmo, y las mujeres que no están seguras de si lo han hecho, preguntan frecuentemente "¿Cómo se siente un orgasmo?" Esta es una pregunta difícil de responder, si no imposible. Imagínese tratando de explicar a alguien cómo se siente estornudar o bostezar. No es fácil. La manera como interpretan nuestros sentidos y nuestro cerebro los estímulos físicos es subjetiva, eso depende únicamente de las percepciones de cada individuo. Podemos medir los estímulos físicos, pero no podemos medir cómo los percibe la persona. Incluso si la mujer está conectada a un equipo de monitoreo cuando experimenta 15 contracciones orgásmicas fuertes en un lapso de 10 segundos, ¿cómo sabemos si está experimentando el orgasmo más intensamente que otra mujer que sólo tiene 5 contracciones durante 4 segundos? ¡La mujer que tiene el orgasmo de 10 segundos puede estar preguntándose por qué sus orgasmos son tan débiles! Si la mujer ha experimentado alguna forma de daño nervioso, puede no saber decir si ella había tenido un orgasmo.

"Las mujeres describen a menudo la sensación del orgasmo como comenzando con una sensación momentánea de suspensión, seguida inmediatamente por una sensación inmensamente placentera que usualmente comienza en el clítoris y se difunde rápidamente a toda la pelvis. Las sensaciones físicas de los genitales se describen a menudo como calientes, eléctricas o ligeramente picantes, y frecuentemente éstas se difunden por todo el cuerpo. Finalmente, la mayoría de las mujeres siente contracciones musculares en su vagina o parte inferior de su pelvis, descriptas a menudo como "pulsaciones pélvicas"

Aunque todos los orgasmos son orgánicamente idénticos, variando solamente en su intensidad y duración, todas las mujeres pueden no experimentar lo mismo. Usualmente es totalmente distinto cómo la mujer experimenta el orgasmo durante la masturbación a como lo experimenta durante el sexo en pareja. En realidad, las mujeres a menudo informan que sus orgasmos más satisfactorios ocurren durante la masturbación, quizá porque ellas son todo el centro de atención, y no están preocupándose o distrayéndose por una pareja. La mujer puede experimentar el orgasmo de manera completamente distinta si su vagina está vacía que si se inserta un pene o una mano. Ella puede advertir más sus contracciones vaginales cuando su vagina tiene algo sobre lo cual aferrarse, o cuando está vacía y se contrae sobre sí misma. La mujer experimenta orgasmos de todo el cuerpo, orgasmos del clítoris, orgasmos vaginales y orgasmos uterinos. Mientras que los aparatos electrónicos pueden decir que son todos iguales, las mujeres pueden disentir.

Todas las mujeres pueden experimentar el orgasmo mientras están siendo estimuladas sólo por coito vaginal porque el pene empuja y tira de los labios menores, resultando en una estimulación indirecta del clítoris.

Como indican los hábitos de masturbación de las mujeres, es menos probable que la estimulación vaginal resulte en orgasmo que las actividades que estimulan directamente el clítoris. Un noventa por ciento de mujeres que se masturban lo hacen estimulando su clítoris. Sólo un diez por ciento de mujeres estimulan su vagina mientras se masturban, e incluso así estimulan su clítoris simultáneamente. Cuando una mujer se masturba, casi se asegura el orgasmo. Incluso si el clítoris no fuera su órgano sexual sensorial primario, el hábito solo puede dictar que ella sea más orgásmica de la estimulación del clítoris, no de la vagina. ¿Es razonable creer que las mujeres se masturben de alguna otra manera que funcione mejor?

El cuerpo de la mujer no está preparado completamente para el coito hasta que ella está muy excitada, y en la etapa meseta. Si la mujer está muy excitada entonces parece posible que la estimulación indirecta de su clítoris, combinada con la estimulación vaginal, pueda resultar en orgasmo. Si hay una fuerte conexión emocional entre la mujer y su pareja durante el coito, esa estimulación psicológica sola puede resultar en un orgasmo, si ella está muy excitada. No puede decirse lo mismo de mujeres que intentan ir desde un grado bajo de excitación sexual directamente hasta del orgasmo por medio de la estimulación vaginal y clitoridiana indirecta. Si la vagina de la mujer es insensible a los movimientos del pene puede encontrar que la estimulación indirecta de su clítoris sola no es suficiente para llevarla al borde incluso si está muy excitada. Es razonable esperar que las mujeres necesiten de la estimulación directa del clítoris como preparación para el coito, incluso si no lo necesitan durante el coito vaginal para llegar al orgasmo.

Durante la fase de resolución la mujer puede experimentar:

* Si la estimulación sexual continúa, la mujer puede experimentar uno o más orgasmos adicionales.
* La vagina y la abertura vaginal, retornan a su estado natural de relax.
* Los senos, labios, clítoris, y útero retornan a su tamaño, posición y color normales.
* El clítoris y los pezones pueden estar tan sensibles que cualquier estimulación puede resultar incómoda.
* El "rubor sexual" desaparece.
* Puede haber mucha sudoración y respiración profunda.
* El corazón puede latir rápidamente.
* Si el orgasmo no ocurre, la mujer experimenta todo lo listado arriba, pero a un ritmo mucho menor. La sangre atrapada en los órganos pélvicos, no habiendo sido disipada por las contracciones musculares orgásmicas, puede resultar en una sensación de pesadez e incomodidad pélvica.

Si la mujer experimenta un orgasmo, usualmente puede tener muchos más en una sesión, en tanto continúe una estimulación apropiada. Algunas mujeres tendrán un orgasmo inmediatamente tras otro, en tanto siga la estimulación. La práctica parece hacer esto más probable. El clítoris puede quedar extremadamente sensible luego del primer orgasmo, requiriendo un toque muy ligero o indirecto. La mujer puede necesitar solamente apartarse un poco del punto del orgasmo antes de poder tener otro. En este caso, la respiración profunda puede ayudar a la mujer a recuperarse más rápidamente, habilitándola a tener el siguiente orgasmo. La mayoría de los orgasmos múltiples ocurren durante la masturbación al no haber nada o nadie que distraiga a la mujer de su placer, y es más probable que sea utilizado un vibrador. Un vibrador eléctrico no se cansa, a diferencia de la mano de la propia mujer o la de su pareja. Una pareja varón que haya experimentado el orgasmo puede encontrarse incapaz de continuar con la estimulación de su pareja. Si el compañero desea que su pareja mujer tenga orgasmos múltiples, probablemente deba renunciar a su propio placer, al menos temporalmente.

¿Es necesario el orgasmo para la felicidad sexual de una mujer? Si bien es cierto que hay millones de mujeres que han vivido vidas felices y satisfechas sin haber experimentado jamás el orgasmo, probablemente sus vidas habrían sido más satisfactorias si lo hubieran tenido. El orgasmo es una función corporal normal. Si la mujer no experimenta el orgasmo, puede hallarse muy incómoda después del sexo, debido al exceso de sangre atrapada en sus órganos pélvicos. Hay quienes informan que las mujeres desarrollan dolores espalda y otros problemas de salud como resultado de esta tensión sexual no liberada. Los médicos en el pasado usaban vibradores para que las pacientes tuvieran orgasmo como un medio de tratar sus problemas de salud. Si bien el orgasmo no es necesario para la felicidad de la mujer, hace a la vida más placentera.

Para las mujeres pre-orgásmicas, y para aquellas que sólo lo experimentan con mucha dificultad, puede ser un desafío lograr un balance entre su deseo de tenerlo y su felicidad sexual. Seamos honestas, por estos días hay mucha presión social sobre las mujeres para tener el orgasmo. Los medios de comunicación masivos están llenos de referencias a los goces del orgasmo. Las mujeres quieren experimentar el orgasmo no sólo por su propio provecho, sino también para hacer feliz a su pareja y ser como sus pares. Hasta cierto grado, para algunas mujeres el orgasmo se ha convertido en una faena, en vez de un simple placer. Cuando las mujeres tratan con mucho trabajo de experimentar el orgasmo, el sexo se vuelve desagradable y frustrante, para ellas y para su pareja. Ustedes no se pueden forzar a ustedes mismas, ni a una pareja a experimentar el orgasmo. Si se preocupan demasiado por la mecánica del orgasmo, pueden perder la intimidad del sexo.

Usualmente es más fácil para la mujer aprender a alcanzar el orgasmo mientras se masturba que intentar tener su primer orgasmo como resultado de coito. Es por esta razón que las mujeres pre-orgásmicas pueden querer tener sexo en pareja simplemente por el placer y la intimidad del acto sin intentar tener un orgasmo, al menos parte del tiempo. Reservando sus intentos de orgasmo para las sesiones de masturbación, cuando están solas y pueden pensar solamente en ellas mismas. Estas mujeres normalmente no pueden ser lo suficientemente egoístas como para hacerse el centro de atención durante el sexo en pareja. Ellas tratan de satisfacer las necesidades de su pareja al mismo tiempo que intentan satisfacer las propias, pero las necesidades propias usualmente terminan quedándose en el camino.

Fingir el orgasmo definitivamente es una mala idea. Lo que comienza siendo una manera de salvar la cara frente a un nuevo compañero, y como un medio de darle a la pareja un refuerzo moral, termina usualmente siendo un estilo de vida permanente. Las mujeres tienden a culparse a ellas mismas por todo lo que sale mal en una relación, entonces su incapacidad de llegar al orgasmo la atribuyen a su propia falla, entonces pagan el precio. Las mujeres tienen temor de decirle a su pareja que han estado fingiendo el orgasmo porque los trastornará, entonces no lo hacen. Si usted ha fingido el orgasmo, y decide contárselo a su compañero, debe admitir no solamente no haberlo tenido, sino también debe admitir que le ha mentido, para ocultarle algo, engañándolos. Las mujeres que fingen el orgasmo se frustran tanto por su inhabilidad y por las pocas habilidades de su pareja para lograrlo, que pronto se encuentran incluso evitando el sexo. Cuando la mujer experimenta el orgasmo, real o fingido, le está indicando a su compañero que ha hecho un buen trabajo, que no necesita hacer nada nuevo la vez siguiente. La mujer que finge el orgasmo le está diciendo a su pareja que no necesita cambiar su técnica sexual, lo que es algo completamente opuesto a lo que ella debería decirle.