Blogia
M | E | T | S - me encanta tu sexo

Deseo Hiperactivo

Deseo Hiperactivo

No puedo dejar de pensar en sexo
Las personas con Deseo Sexual Exagerado o Hiperactivo, piensan continuamente en el sexo, excitándose, insinuándose, asociando todo al sexo, etcétera.
Pueden incomodar sus pensamientos. El deseo sexual varía según las circunstancias, estado afectivo, salud y expectativas.
Establecer cuántos pensamientos sexuales al día se dan, no es el problema. Tampoco, si piensa más en sexo que un amigo. La pregunta importante es "¿Para qué piensa tanto en Sexo?"
El deseo sexual aumentado puede reflejar un estadío de desarrollo o la afirmación de unión en la pareja. Durante la adolescencia, chicos y chicas, experimentan influencias hormonales, que evocan fantasías y ansiedades asociadas al sexo. Con la convivencia, la moda, sumisión al "culto" del cuerpo, y la presión social de "ser adultos," ellos expresan un mayor interés y preocupación sexual. Cuando un romance inicia, ese período de enamoramiento conlleva una necesidad apasionada del contacto sexual y compañía de su pareja. El período de "luna de miel" o un reencuentro son otros hitos marcados por deseo sexual aumentado.
Cuando surgen fantasías sexuales persistentes, que interrumpen las actividades, creando una tensión sexual que exige su liberación inmediata con la pareja o a solas, entonces hay problemas. Igualmente significativo es que se involucre en actividades de búsqueda del placer sexual, a riesgo de su salud, seguridad, economía o a costa de otros.
La continuada excitación sexual, los vuelve ansiosos, inquietos, irritables, desconsiderados, distraídos hasta violentos.

La manifestación del deseo sexual excesivo puede ser una forma de compensar problemas subyacentes. Originan una "fantasía alterna," encubren un bajo desempeño sexual, o bien, una capacidad sexual menguante, obsesionándose con ideas de hazañas eróticas. Personas con conflictos en su Identidad Sexual pueden pensar incesantemente en el sexo para evadir el problema y reafirmarse. Hombres con Síndrome de Eyaculación Precoz pueden manifestarse con un
deseo exagerado, con la esperanza que al próximo encuentro sexual, "las cosas sí salgan bien," o por que el coito, aunque terminó con eyaculación, fue insatisfactorio. Algunos recurren a fantasías sexuales con su pareja para imaginarse que establecen posesión y control, cuando realmente adoptaron posturas sumisas.

Otras expresan un deseo sexual que sustituye su incapacidad para relacionarse con los demás y por ello son incompetentes de tener y retener pareja. Se imaginan escenarios y parejas eróticas exuberantes, por que no pueden ligarse normalmente. Se excitan y se la pasan así, en otro universo. Personas con Trastornos Obsesivos Compulsivos, pueden sufrir crisis de pensamientos de índole sexual, que son altamente angustiantes. Cuando hay una "crisis de vida"
como el paso de la adultez a la tercera edad, pueden notar aumento de las fantasías como reflejo de influencias biológicas, farmacológicas, o expresión de conflictos psicológicos profundos.

Es posible que quien pasa por esto no se percate de los efectos y riesgos. La franqueza propia, y de los demás, respetuosamente, debe instarle a buscar ayuda especializada para investigar factores de tipo médico, farmacológicos y psicológicos para su resolución. Tome en cuenta que el "trastorno de deseo sexual hiperactivo" y la falta de control de impulsos son mala combinación y pueden ocurrir situaciones incómodas.

Es posible que quien pasa pr esto le incomode plantearlo frente a un profesional, pero no olvide que se trata justamente de un profesional y si Ud. es mujer no dude en recurrir a una profesional mujer que sabrá entender su situación.

0 comentarios