Blogia
M | E | T | S - me encanta tu sexo

EL ORGASMO

EL ORGASMO El Orgasmo
Algunas mujeres lo viven con una sensación de bienestar, a veces se dice de elevación e incluso de una mínima pérdida de conciencia, con una sensación como de irse de este mundo.
Para muchas mujeres es el momento de mayor placer que han experimentado, para otras es un estado de límites difusos y no están seguras de haberlo vivido.
Lo cierto es que, más allá de los distintos matices del goce de cada mujer, el orgasmo femenino existe e involucra un gran universo de reacciones psicológicas y fisiológicas.
Los especialistas consultados por la BBC coincidieron en describirlo como la culminación del proceso de excitación sexual.
Se asocia con una sensación de estremecimiento, de extremo goce y hasta de pérdida de la razón, aunque el grado y el tipo de placer varía en relación a cada mujer y a las circunstancias que atraviesa.
El deseo, la fantasías y el modo en que cada mujer registra el estímulo sexual, son los grandes motores del orgasmo.

La sensación
Es un estremecimiento intenso y culminante, que sigue a una acumulación de excitación concentrada en la zona genital, y que precede a un estado de total relajamiento y satisfacción. Se lo atribuye como la suprema sensación de placer, una experiencia que no se parece a ninguna.
Está corroborado que se origina una fuerte tensión en el área clitorídea -vaginal, con una serie de contracciones en el tercio externo de la vagina y en la zona alrededor del orificio vaginal. En un orgasmo intenso, aparecen de ocho a doce contracciones en uno normal, entre tres y ocho. Estas sensaciones parecen extenderse de la vagina a la pelvis y de allí a todo el cuerpo, dando una sensación de calor y confort.

Cómo se produce
El orgasmo está muy vinculado a la sensibilidad y la estimulación de cada mujer y al universo de sensaciones que en ella genera el estímulo sexual. Si se tiene que precisar un órgano que lo impulse, será el cerebro. Éste recibe sensaciones, las transforma en un aumento de la excitación sexual, cuyo punto de culminación es el orgasmo.
En el momento de máxima respuesta se produce una reacción muscular –que se da a partir de una orden cerebral-, para contraer, sobre todo la parte vaginal, y expulsar la sangre que está retenida por la excitación.

Reacción corporal
En la mujer, no se trata de un evento con un signo muy visible, como en el caso del hombre, que culmina con la eyaculación.
Sin embargo, muchas partes del cuerpo intervienen durante el orgasmo femenino. se producen contracciones en otros músculos del cuerpo como el cuello, los brazos, las piernas, la espalda y la cola.

Multiorgasmia
La mujer es potencialmente multiorgásmica: tiene la capacidad de experimentar muchos orgasmos en forma sucesiva.
a veces, por cuestiones culturales, esta capacidad no se expresa abiertamente pero que, en términos potenciales, la mujer es capaz de experimentar la multiorgasmia y que, en este sentido, su sexualidad “es más abierta". sin embargo, que la multiorgasmia es “una potencialidad y no una obligación.
Lo realmente importante es que haya uno y muy satisfactorio y que se logre ese estado de bienestar. Si hay varios más, bárbaro.

El auge de la masturbación
Andrés Flores Colombino, directivo de la Asociación Mundial de Sexología y presidente de la Federación Latinoamericana de Sexología (FLASSES), sostuvo que “históricamente, la masturbación tuvo un lugar menor en la sexualidad femenina”.
Agregó, sin embargo, que “las estadísticas han demostrado que (el autoerotismo) ha aumentado a niveles impensables a mediados o comienzos del siglo XX”
ambién remarcó que entre muchas mujeres la masturbación “no es una simple aspiración sino un derecho reclamado” y que, además, “no dudan en instruir a sus parejas masculinas, hecho también impensable en otra épocas del siglo pasado”.

0 comentarios