Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Mujeres Pre-Orgásmicas.

Mujeres Pre-Orgásmicas

20080415181717-woman2.jpg

Si usted no está experimentando el orgasmo durante sus actividades sexuales puede creer que no hay puntos en común entre usted y otras mujeres. Esto puede causar que usted se sienta sola y aislada, sin nadie a quien recurrir por guía y soporte. Usted probablemente haya sido conducida a creer que todas las demás están experimentando orgasmos que las hacen volar cada vez que participan de una actividad sexual. Esto se convierte frecuentemente en nuestra expectativa de una mujer perfecta y sexo maravillosamente satisfactorio. En verdad el resto de las mujeres también experimentan desafíos sexuales, de una u otra forma. Cuatro de cada diez mujeres informa alguna clase de insatisfacción sexual.

La mayoría de las mujeres, me atrevería a decir que todas, saben cómo es no poder experimentar el orgasmo en algún punto de sus vidas. La mujer que no lo experimenta es tan rara que es más producto de la fantasía que realidad. Cuándo ocurre este deterioro orgásmico, con cuánta frecuencia, y la duración de cada ocurrencia varía de mujer a mujer. Como ejemplo, el ciclo menstrual de una mujer puede causar que no experimente el orgasmo a intervalos frecuentes y regulares a raíz de cambios hormonales en su cuerpo.
El deterioro orgásmico no discrimina edad, raza, grupo étnico, religión, educación, orientación, experiencia o inexperiencia sexual. Ciertas situaciones y experiencias de la vida ciertamente aumentan la probabilidad que ocurra, pero nadie está exceptuado de él. Mientras que podríamos atribuir esta situación solamente a mujeres adultas, en forma creciente son las adolescentes las que se sienten anormales.
La experiencia sexual, en ausencia de orgasmo, puede volverse realmente una traba, a raíz de los mayores sentimientos de frustración y fracaso personal, y la posibilidad de perder intimidad emocional y física con su pareja.

Encontrando Respuestas
Para muchas mujeres, la respuesta yace simplemente en darse permiso para ser un sujeto sexual, y en tomar posesión de su sexualidad. Usted necesita definir su sexualidad más que permitir que otros lo hagan por usted. Para la mayoría, no es una cuestión de crear su sexualidad sino de aceptarla en su forma presente. El problema puede no ser su cuerpo y sexualidad, sino más bien lo que usted ha estado intentando hacer con o hacia ellos. Aprender a aceptar y celebrar su sexualidad puede ser tan simple como leer este sitio para ganar una mayor comprensión de su cuerpo y sexualidad.

Aprenda las recompensas por ser una mujer sexual, y que ser una de ellas no es sólo normal, sino extremadamente deseable. Aprender a apreciar a la masturbación como una experiencia femenina positiva.
Aprender a acariciar su vulva puede lograrse aprendiendo sobre su anatomía.
Mientras que el deterioro orgásmico alguna vez se pensaba que era de origen psicológico, ahora se están descubriendo muchas causas médicas. Factores como estrés, medicamentos, anticonceptivos recetados, salud emocional y reproductiva, desequilibrios hormonales, enfermedades del corazón, insuficiente grasa corporal, y muchos otros factores pueden influir todos en el potencial sexual independientemente de la edad. Estos factores pueden comenzar a influir sobre su sexualidad siendo adolescente, aunque la mayoría los asocia solamente con la madurez.
Su placer sexual está muy influido por todo su estado general de salud.

La Batalla Entre la Mente y el Cuerpo
Si nuestro cuerpo experimenta suficiente estimulación sexual y como resultado se desarrolla tensión sexual experimentaremos orgasmo. Al crecer, el orgasmo se convierte en una respuesta condicionada. Influyen nuestros pensamientos todos los sentimientos e ideas negativas que hemos aprendido de la sociedad sobre nuestro cuerpo, la masturbación y el sexo en pareja. Como adultos, tenemos ciertas expectativas y creencias que controlan nuestras acciones. Nuestra mente crea las condiciones que nos permiten ser sexuales y experimentar placer sexual y orgasmo solamente cuando se satisfacen primero.

Ya no es tan simple, acariciamos nuestros genitales porque se siente bien y como resultado tenemos un orgasmo. Ahora pensamos en lo que hacemos y sabemos que nos estamos involucrando en una actividad sexual. Nos estamos masturbando intencionalmente, o teniendo sexo en pareja, porque queremos experimentar placer sexual y orgasmo. Mientras que a nivel consciente podemos querer experimentar placer y orgasmo, a nivel subconsciente podemos estar diciendo "no" por lo que hemos aprendido en la vida. A nivel menos subconsciente, la culpa puede ser una barrera al placer y el orgasmo. Esto quiere decir que mientras nuestro cuerpo está diciendo "sí", nuestro cerebro puede estar diciendo "no", y se niega el orgasmo. Es importante que nuestra mente y nuestro cuerpo trabajen juntos.

En la Masturbación esta el Secreto
Si la mujer espera aprender o no se le permite ser orgásmica hasta los veinte años, las vías nerviosas que conducen la estimulación sexual hasta el cerebro pueden no haberse desarrollado nunca o están debilitados por falta de uso. Si esto es así, es posible que las vías nerviosas no puedan llevar señales o impulsos eléctricos hasta el cerebro, al menos que sean intensos.
Antes de que ella pueda experimentar placer sexual y orgasmo debe desarrollar esas vías nerviosas sexuales para que puedan llevar impulsos nerviosos sutiles al cerebro. Debe formarse y desarrollarse una fuerte conexión entre su clítoris y su cerebro.
Esto requiere acariciar frecuentemente el clítoris y la vulva como para estimular y activar las vías nerviosas. Como un camino por una selva, es mucho más fácil de seguir cuanto más se usa. Esto justifica por qué es necesario explorar y descubrir el placer antes de que usted pueda experimentar el orgasmo, teniendo presente que a menudo la exploración es un proceso que demanda tiempo. Numerosos impulsos nerviosos pueden tener que viajar desde el clítoris y la vulva de la mujer hasta el cerebro antes de que lo hagan con facilidad. Su cerebro puede necesitar procesar numerosos impulsos nerviosos antes de que lo haga eficientemente, o incluso sepa cómo hacerlo.

Usualmente el primer orgasmo es el que ofrece más desafíos, al menos desde ya que ocurra por sorpresa. Cuantos más orgasmos tiene una mujer es más fácil que ocurran, en la mayoría de las mujeres esto sucede. Hay una regla simple, "Cuanto más sexual es una chica o mujer, más sexual puede ser."

Los vibradores pueden proveer la suficiente alta estimulación para superar las débiles vías nerviosas permitiendo que la mujer experimente el orgasmo. Una vez que ella aprende a experimentar el orgasmo usando un vibrador, y se desarrollan las vías nerviosas, otras formas de estimulación menos intensas pueden resultar en orgasmo. Si por alguna razón las vías nerviosas están dañadas o son deficientes, el vibrador puede ser siempre necesario si se desea el orgasmo, y esto es así para muchas mujeres normales y sanas, jóvenes y adultas. Usted no tiene control sobre sus vías nerviosas, entonces si las suyas no funcionan tan bien simplemente esfuércese para aprender y aceptar lo que mejor funciona para usted.
La ausencia de sensibilidad genital podría indicar un desequilibrio o deficiencia hormonal. El estrógeno y la testosterona son igualmente esenciales para una vulva y clítoris sanos y sensibles. En la sensibilidad genital pueden influir problemas de salud, medicamentos, y anticonceptivos. Si una adolescente o mujer padece alguna condición médica pre-existente o comenzó a tomar alguna medicación antes de explorar su sexualidad y orgasmo, puede ser imposible predecir su influencia sobre su placer sexual.

Haciendo la Conexión
Como a los niños se les enseña desde pequeños a tomar sus penes al orinar, los varones están mucho más cómodos que las mujeres tocándose y sosteniendo sus genitales. Las chicas y las mujeres a menudo aprenden a no tocar su vulva directamente, el papel higiénico o una toalla siempre separa su mano de su vulva.
Aquí hay un ejercicio que puede ayudar a las mujeres a volverse igualmente cómodas cuando tocan sus vulvas, y para tener una mayor conciencia de las sensaciones que produce al tocarla. La intención de este ejercicio no es la excitación sexual, placer u orgasmo, sino la creación de una conexión entre mente y cuerpo. Si esta conexión no existe, el placer y el orgasmo son imposibles.

Necesitará una toalla de baño y algún lubricante que sea inocuo para su vulva. Vaselina o productos con base en aceites naturales trabajan bien y son seguros para usar sobre la vulva, pero no dentro de la vagina. Tenga cuidado, evite lubricantes con el agregado de esencias y colorantes que pueden irritar los delicados tejidos. Los lubricantes de base acuosa tienden a secarse rápidamente, pero pueden rehidratarse agregando un poco de agua cuando se vuelven espesos o pegajosos. Tenga cerca un pequeño recipiente de agua caliente si usa un lubricante de base acuosa. Si su vulva se irrita con facilidad o es muy sensible, pueden necesitarse guantes de cirugía de látex o vinilo, aunque todas las mujeres deberían probarlos.
En Farmacity se consiguen lubricantes, la misma marca de los profilácticos.

Desnúdese y coloque sobre la cama una toalla para evitar mojar las sábanas.
Ahora aplique una abundante cantidad de lubricante a su vulva, debe gotear.
Usando cualquier mano, comience a explorar la superficie externa de su vulva.
Sus movimientos deberían ser casuales, no intencionales. Cubra su vulva y manténgala en la palma de su mano, juegue con su pelo púbico, y luego use uno o dos dedos para explorar los contornos. Vaya muy muy lentamente, recuerde que esto debería durar al menos media hora. Pase a los pliegues de su vulva, explore. Está bien detenerse, pero mantenga el contacto físico.
Debe sorprenderla darse cuenta que usted está "conociendo" su vulva.
No intente lograr un alto nivel de excitación sexual u orgasmo. Si avierte que se está excitando, manténglo a un nivel moderado, pero no se excite tanto.
Sé que es más fácil decirlo que hacerlo.
Tiene que repetir esta actividad todo lo que sea posible, diariamente si las circunstancias lo permiten. Puede llevarle varios meses pasar de ser insensible a la estimulación vulvar a ser aguda concientemente de ella.

Con el tiempo, es de esperar que descubra otras formas placenteras de estimular su vulva, o al menos, notables. Si usted aprende a acostarse o sentarse y excitarse, y puede mantener esa excitación, va a ser mucho más fácil aprender a llegar al orgasmo, más que proponerse una meta e intentar tener un orgasmo desde el comienzo. Cuanto más intente tener un orgasmo, parece ponerse más fuera del alcance.

El flujo de sangre es esencial para la excitación sexual y la lubricación vaginal. Mientras que los impulsos nerviosos pueden comenzar el proceso de excitación, la sangre lleva las sustancias que permiten que ocurran los aspectos físicos de la excitación. Si la mujer no tiene flujo de sangre adecuado en su vulva y vagina, puede tener problemas en experimentar excitación y orgasmo. Sin el aumento del flujo de sangre su vulva y clítoris pueden ser insensibles o demasiado sensibles a la estimulación y su vagina no se lubricará adecuadamente.

De manera similar a como se desarrollan las vías nerviosas con el uso, lo hacen los vasos sanguíneos y los tejidos eréctiles. Cuanto más frecuentemente se estimula la mujer, causando que aumente el flujo de sangre a sus genitales, y más tiempo se mantenga la congestión sanguínea, más pueden desarrollarse sus vasos sanguíneos y tejidos eréctiles.
La estimulación frecuente de la vulva y el clítoris probablemente tenga el mismo resultado, aunque muy posiblemente se requiera el uso de lubricación adicional. La fantasía sexual es otra manera de aumentar el flujo de sangre a los genitales.

Hacer veinte minutos de actividad física sostenida cada día ayudará con el flujo sanguíneo, con la salud en general, y aliviará el estrés. Esto puede hacerse por medio de caminatas, nadando, haciendo gimnasia, andando en bicicleta, etc. Al aumentar la frecuencia cardiaca aumentará el flujo sanguíneo por toda la zona pélvica y genital. Un buen momento para explorar su vulva es mientras está en la ducha después del ejercicio. También es un buen momento para hacerlo antes de ducharse.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris